Páginas

domingo, 22 de abril de 2018

EL JUEZ LLARENA EL LLANERO SOLITARIO






La tormenta perfecta

Llarena, déjalo ya porque según informaciones de última hora la Guardia Civil te habría ocultado los datos que demostrarían que no hubo malversación el 1-0. Zoido dice que de eso nada y que sí hubo malversación. Pura coordinación, vamos.
Llarena, déjalo ya porque el Partido Popular y el Gobierno de España están hasta las cejas de casos de corrupción. Un presidente del Gobierno capaz de enfrentar un problema de la gravedad y dimensión del catalán debería ser moralmente intachable y ética, estética y dialécticamente irreprochable. El 'caso Cifuentes' es la guinda del pastelazo todo.
Llarena, déjalo ya porque esta idea de España que se respira últimamente es -como alguien ha dicho acertadamente- muy del Capitán Alatriste. Sin quitarles ninguna responsabilidad a los independentistas por sus inmensos errores ni por sus pasos en falso, es cierto que la reacción del Estado resuena a los “novios de la muerte”. La tormenta perfecta e inacabable.
Xavier Sardá









LA JUDICALIZACIÓN DE LA POLÍTICA



Editor: Pedro Taracena Gil


sábado, 7 de abril de 2018

EL ARTÍCULO 155 DE LA CONSTITUCIÓN CONTIENE VIOLENCIA, FUERZA Y AGRESIÓN

Por Pedro Taracena Gil



La Constitución española de 1978.
Título VIII. De la Organización Territorial del Estado
Capítulo tercero. De las Comunidades Autónomas
Artículo 155
1.     Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
2.     Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.


forzoso, sa
De fuerza.
1. adj. Ineludible, inevitable.
2. adj. Obligado por circunstancias imprevistas. Aterrizaje forzoso.
3. adj. desus. Fuerte, recio o violento.
4. adj. desus. Que tiene grandes fuerzas.
5. adj. desus. Violento, contra razón y derecho.
6. f. En el juego de damas a la española, lance con el cual se gana precisamentedentro de doce jugadas, teniendo tres damas contra una y la calle de en medio deltablero por suya; y si a las doce jugadas no ha acabado el juego, queda hechotablas.
7. f. coloq. Precisión ineludible en que alguien se encuentra de hacer algo contra suvoluntad. LA forzosa.
hacer a alguien la forzosa
1. loc. verb. coloq. Ponerlo en la precisión de que ejecute lo que no quiere, disponiendo las cosas de suerte que no se pueda excusar.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


La Constitución española de 1978.
Título VIII. De la Organización Territorial del Estado
Capítulo tercero. De las Comunidades Autónomas
Artículo 155
1.     Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.
2.     Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.

forzoso, sa
De fuerza.
1. adj. Ineludible, inevitable.
2. adj. Obligado por circunstancias imprevistas. Aterrizaje forzoso.
3. adj. desus. Fuerte, recio o violento.
4. adj. desus. Que tiene grandes fuerzas.
5. adj. desus. Violento, contra razón y derecho.
6. f. En el juego de damas a la española, lance con el cual se gana precisamentedentro de doce jugadas, teniendo tres damas contra una y la calle de en medio deltablero por suya; y si a las doce jugadas no ha acabado el juego, queda hechotablas.
7. f. coloq. Precisión ineludible en que alguien se encuentra de hacer algo contra suvoluntad. LA forzosa.
hacer a alguien la forzosa
1. loc. verb. coloq. Ponerlo en la precisión de que ejecute lo que no quiere, disponiendo las cosas de suerte que no se pueda excusar.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados
1º DE OCTUBRE DE 2017 DÍA DE LA VERGÜENZA EN ESPAÑA
El artículo 155 de la Constitución Española es sin duda el menos democrático y con mayor influencia franquista. Los Padres de la Constitución, escribieron este artículo muy celosos de la unidad indisoluble de España. Pero no estuvieron muy acertados al introducir un vocablo intrínsecamente violento. No creo que abunde mucho esta palabra en los articulados constitucionales democráticos de nuestro entorno. El uso de la fuerza corresponde a situaciones de excepción, donde el despotismo del Estado impone su tiranía legalmente, encubriendo un crimen.
El Rey y el Triunvirato formado por el PP, el PSOE y C’s, que le apoya y le adula, son responsables de aplicar el nefasto 155. La solución del conflicto histórico de Catalunya, es un dilema político, con soluciones políticas, el tétrico artículo 155 con tintes de venganza, revancha y crimen, no ha defraudado a aquellos, que lejos de conseguir la Unidad de España, han logrado una quiebra social sin precedentes. Dos Españas o más. Dos Catalunyas o más.
El PP ha utilizado a su Fiscal General que no lo es del Estado, sino del Gobierno de turno, para achuchar a los jueces para que apliquen la legalidad de dudosa legitimidad y justicia, del artículo 155. El 1º de octubre de 2017 fue una jornada donde las fuerzas del orden asaltaron colegios y apalearon a la población civil. Según el Ministerio del Interior siguiendo las órdenes de los jueces. Y los jueces han asentido. Los secesionistas están siendo procesados y encarcelados, acusados de delitos de alta traición, de rebelión y de otros crímenes execrables.
Mi conciencia no de español, que esa es otra quimera porque reniego de ello, me dicta que los policías cometieron crímenes contra la población civil. En aplicación de la fuerza y violencia que el articulo 155 ponía en sus manos: porras, pelotas de goma y botes de humo y sobre todo odio, mucho odio… Estos crímenes son legales porque se cometen bajo la cobertura de la legalidad vigente. Pero ya estamos acostumbrados a que el PP y el PSOE, modifiquen el artículo 135 de la Constitución a gusto de la Europa de los Mercaderes, cometiendo crímenes legales al dar prioridad a la deuda sobre los derechos de los españoles. Y Rajoy cuyo gobierno apoya el Triunvirato, ha cometido crímenes de dos naturalezas: desahucios, muerte de dependientes, muerte prematura por recortes de sanidad, exilio de científicos y de la juventud, hambre, pobreza, desigualdad y machismo, mucho machismo. Por otro lado Rajoy es el maestro de corrupción, lidera un partido corrupto, una organización criminal, en boca de los jueces.



El Rey de España es legal pero no legítimo

Todos estos crímenes son provocados por la oligarquía dominante, tapados por los Medios de Comunicación, impostores del periodismo. Auténtico NODO del neo franquismo. Invito a todos los internautas que lean con detenimiento el apartado 1 del artículo 155 de la Constitución Española, haciendo una abstracción al margen de la interpretación oficial del mismo Rey y el Triunvirato, formado por el Partido Popular, el Partido socialista obrero Español y Ciudadanos. 


lunes, 2 de abril de 2018

ESPAÑA FASCISTA DE FACTO




¿Qué legitimidad tiene el Estado para procesar y meter en la cárcel a los secesionistas catalanes, cuando se ha dejado impune el genocidio franquista?

Las connotaciones fascistas del Régimen del 78




El origen del Rey de España es ilegítimo. Fue impuesto por un sanguinario dictador.

A su vez la legitimación de Francisco Franco como dictador hasta 1975, tiene su origen por haber sido el generalísimo invicto, 1936-1975. La dictadura fue legal pero ilegítima.

La Constitución Española de 1978, restauró el Estado de Derecho roto después de un criminal golpe contra la República legitima y democrática. Pero estableció legalmente tres errores: 1º. Engañó al pueblo imponiendo la monarquía sin referéndum. El Rey sigue siendo ilegítimo. 2º. Lejos de derogar la Ley de Amnistía de 1977, por acción u omisión dejó impune el régimen franquista. Un escándalo de dimensiones históricas. Y 3º. Consagró los términos de nación, unidad y encomendó la indisolubilidad de España al Ejército. De igual forma que el dictador dejó el Movimiento Nacional, es decir, la dictadura, atada y bien atada, el Régimen del 78 está decretado cual credo de Nicea.




El Rey y el Triunvirato que le asiste, no tienen ningún interés de abrir un periodo constitucional para adaptar la Carta Magna a la democracia del siglo XXI, y dejar atrás el franquismo y el nacionalcatolicismo. Mantienen con una ingenuidad perversa que cumpliendo las leyes que a ellos les favorecen, los conflictos históricos se van a solucionar.

Pero la realidad es terca y el conflicto catalán ya les ha estallado en sus manos. El 155 es un estado de excepción enmascarado. La Generalitat está suspendida. Una virreina mete en vereda a la rebelde nación catalana. Los Mossos de Escuadra están siendo acusados de no colaborar con las fuerzas de ocupación. Las autoridades legitimas de Catalunya están en la diáspora del exilio y las cárceles. El odio reina por doquier. Los Medios de Comunicación son los impostores del periodismo de la Transición. Es decir el nuevo NODO.




El Rey nunca fue árbitro de nada ni de nadie. Hoy es un títere de la oligarquía, como siempre, también de los franquistas del PP, de la Iglesia, del Ejercito y marioneta de los políticos que le adulan y hasta renunciaron a la República por un plato de lentejas.

El Régimen del 78 se basa en una sarta de mentiras con rango de dogma religioso: la nación, la patria, la bandera y el himno nacionales, el mismo Rey como Jefe del Estado y la unidad. Todo ello por imposición. Satanizan y criminalizan el nacionalismo periférico, catalán o vasco y no quieren darse cuenta de que el nacionalismo a la española desde 1936, es tan fascismo como el italiano y tan nazismo como el alemán.














martes, 27 de marzo de 2018

EL NACIONALCATOLICISMO



Foto: Vicente Nieto Canedo

Por Pedro Taracena Gil

Los Medios de Comunicación privados y públicos han establecido el NODO de la Transición. Noticias y Documentales que en plena era digital tienen copada la propaganda del Régimen del 78. Evidentemente financiados por la misma Oligarquía que ayudó a Franco para que triunfara como generalísimo invicto, Caudillo de España por la Gracia de Dios, con la bendición de la Iglesia. Las Redes Sociales son el único látigo para fustigar al Gobierno.
Estos medios son los que habitualmente silencian los aspectos negativos de la Corona (Familia Real), apuntalan con embustes las mentiras del Gobierno y apoyan al Rey y a su Triunvirato, formado por el PP, el PSOE y C's. Todos muy constitucionalistas ellos, dependiendo de qué es lo que les interesa defender más de la Carta Magna. Están cínicamente convencidos de que el artículo 155 de la Constitución será la salvación de la Unidad de España y la solución del conflicto catalán.
¿Con qué legitimidad el Estado encierran en las cárceles a los secesionistas después de haber dejado impune el genocidio franquista?
El Rey ha perdido los papeles que la Constitución le otorga como árbitro y se ha convertido en títere del PP y marioneta a merced de una Justicia politizada y una Fiscalía que depende del Gobierno.
¿Quién ha tirado la primera piedra desde las barricadas del Gobierno? Pues el Fiscal a las órdenes del Ejecutivo. La Guardia Civil ha confeccionado los atestados y los jueces han hecho el trabajo sucio y el limpio a la vez. El Presidente del Gobierno y la Virreina de Catalunya, solamente han provocado más odio. Han abierto más brecha entre los catalanes y entre los españoles. La legalidad no solucionará el conflicto porque estas leyes no están acompañadas de legitimidad. La Constitución fue tutelada por los que ahora niegan que se deba modificar. El Rey y su Triunvirato han sembrado el odio por doquier.
La unidad de España es una mentira. Ese fue el testamento que dejó Franco al Rey Emérito, éste de dudosa legitimidad. ESPAÑA UNA GRANDE Y LIBRE.
En el Estado español conviven varias naciones, no nacionalidades: ¡NACIONES! Luego negar que el Estado sea una realidad plurinacional, es mentir y creerse sus propios embustes. No todos los ciudadanos que viven en el Estado aceptan ser españoles por imposición. Es evidente que el Rey, la Bandera y el Himno, no gozan de aceptación unánime. Es normal que piten en los estadios su disconformidad y quemen fotos como signo de rechazo.
Yo me considero español de nacimiento, catalán me viene por vía emotiva y sentimental. He vivido los años de la Transición en Catalunya y tengo una hija catalana de nacimiento.
Mi bandera no es ni la franquista del "aguilucho" ni la constitucional que solo le han lavado la cara a la bandera del Movimiento Nacional.  Mi bandera es la Republicana.
Otro concepto es la patria y el patriotismo o patrioterismo. La patria es la tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos. Pero no todos a la vez.
En los países de nuestro entorno sí se da  la casi  unanimidad del pueblo con el sistema político, la jefatura del Estado, la bandera, el himno, la nación y la patria. Pero en España eso es imposible. Quien verdaderamente rompió España fue Franco en 1936. Y hasta nuestros días España ha sido gobernada por los vencedores, como si de un botín de guerra se tratara.
Yo me niego a que mi sentimiento patrio sea el de Rajoy. Rechazo un Rey impuesto por un sanguinario dictador. Pertenezco a una familia represaliada, encarcelada y asesinada por ser republicanos. Según Esperanza Aguirre somos un aquelarre de carcamales resentidos. La reconciliación nacional es una signatura pendiente.
Como yo hay muchos españoles ¿Qué van a hacer con nosotros?



ALIANZA TRONO ALTAR
MARIDAJE IGLESIA ESTADO

El Nacionalcatolicismo goza de muy buena salud en la España

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, no es el único representante de la Iglesia Católica en su lucha contra la 'ideología de género'. El último eclesiástico en sumarse a esta 'batalla' ha sido el abad-mitrado de Gandia, Ángel Saneugenio, quien en su artículo 'Jesucristo: modelo y sentido para el hombre', publicado en la  revista de 'Passió' de la Semana Santa de la ciudad valenciana enarbola la bandera contraria a lo que denomina 'ideología de género', en referencia a la enseñanza del concepto de transexualidad en los colegios, que incluso llega a equiparar con el abuso sexual.



Críticas desde Compromís

Desde Compromís per Gandia, Lorena Milvaques ha rechazados las palabras del religioso, a quien ha pedido "cordura". En su opinión, las afirmaciones de Saneugenio son reprobables y ha defendido el derecho de cada persona a sentirse y actuar "como quiera" en su condición sexual. "La percepción del abad sobre la diversidad sexual está "alejada de la que tienen la mayoría de los cristianos". El PSPV, que gobierna en la capital de la Safor, también se ha desmarcado a través de un comunicado de las opiniones "totalmente personales" del abad, que no comparten "en absoluto".
Hace ahora un mes, el parlamento valenciano aprobaba, con los únicos votos en contra del Partido Popular, la ley valenciana de identidad de género que, entre otras cuestiones, protege a las personas 'trans' contra los delitos de odio.



EL PP EL FRANQUISMO Y EL NACIONALCATOLICISMO












jueves, 22 de marzo de 2018

POR QUÉ ES IMPORTANTE CONOCER LA HISTORIA DE ESPAÑA




Caín y Abel

DEBATE

Por Pedro Taracena Gil

INTRODUCCIÓN

“Profeso que lo que ciertos cuitados han dado en llamar la anti-España, no es sino otra cara de la misma España que nos une a todos con nuestras fecundas adversidades mutuas.”

Miguel de Unamuno

“Paz, piedad, perdón.”

Manuel Azaña




La Legión y la Religión

Esta pregunta formulada a un español del siglo XXI que haya conocido con cercanía la España de la República, la Guerra Civil, la Dictadura, la Transición y la Post- Transición, se convierte en ardua tarea. ¿Por qué? Porque la Historia de España en su versión oficial ha sido y sigue siendo contada por los vencedores.
No obstante, la unidad nacional conseguida con la victoria del que fue Caudillo de España por la Gracia de Dios, según consta en las monedas de la época, ha saltado por los aires. Sobre todo en aquello que concierne a narrar la Historia de España a través de 17 Españas. Algunas de ellas renegando del nombre, la lengua, la bandera, el himno y hasta de la Monarquía, bajo el techo legal de  España.
Las llamadas comunidades históricas aceptan de mala gana la unidad de la nación impuesta por la Constitución de la única patria, España. Es preciso constatar que el concepto patria y nación, como exclusivas y excluyentes, no abandonan  su condición de ser sentimientos y emociones, y como tales pertenecen a lo íntimo y personal. La misma Constitución en su preámbulo habla de “La Nación española…” Pero cuando tiene que constatar una base jurídica habla de que: “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho…”
Sin pretender contar la Historia de España en su enésima versión oficial u oficiosa, hay hechos constatables que justifican para algunos y para otros todo lo contrario, que los acontecimientos, quizás, deberían de haber tomado otros derroteros. Sin embargo hay otra pregunta que un español se puede formular, llevado por la invitación que la Constitución le dice que: “La Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados”.
Por ejemplo hay intelectuales profesionales del Derecho y gentes con sentido común, que ante esta sanción constitucional se formulan la siguiente cuestión:




La Alianza Trono Altar y el maridaje Iglesia Estado

 ¿Con qué legitimidad el Estado español lleva a los tribunales a los secesionistas, cuando ha dejado impune un genocidio y una dictadura que como tal carecía de legitimidad y que cometió crímenes de lesa humanidad?

Es verdad que el Régimen del 78 tiene respuesta legal a estos planteamientos,  pero el resultado es que la reconciliación entre los ciudadanos que vivimos en España, no se ha conseguido. El enfrentamiento fratricida aún sigue latente y supura mucho odio. La convivencia, la concordia, el respeto, el perdón y el diálogo, entran en conflicto con la legalidad, la legitimidad, la libertad y la justicia. Los políticos han dejado el trabajo a los jueces y los jueces no pueden resolver los conflictos en el universo de las emociones. La sociedad española se ha perpetuado como una sociedad caínica. Donde Caín y Abel dividen familias y la ausencia de concordia es patente.



La arquizaiola vasca

I HECHOS HISTÓRICOS DIFÍCILES DE REBATIR

1.       Proclamación de la República en 1931 y su duración hasta 1939.
2.      Golpe de Estado en 1936: El general Franco obtiene el apoyo de la Oligarquía económica, la Iglesia, el Ejército, los Caciques y Falange Española y de las JONS,  versión española del fascismo italiano. Se le denominó Alzamiento Nacional.
3.      Guerra Civil 1936-1939. Bando Republicano contra Bando Nacional. Se le denominó Cruzada de Liberación Nacional.
4.      El general Franco es exaltado a la Jefatura del Estado y nombrado Caudillo de España y Generalísimo de los Ejércitos. Se crea el  Movimiento Nacional que integra a los victoriosos de la contienda. Se declara como Estado Confesional, estableciendo el nacionalcatolicismo. El nuevo régimen es una dictadura militarista integradora de fascistas de Falange Española y eclesiásticos, donde el Derecho Canónico era ley civil y los prelados ocupaban escaño en Las Cortes Generales.
5.      Franco estable que España siga siendo un Reino y nombra un Consejo del Reino. Cuyo Consejo del Reino al morir el dictador, se estableció como Consejo de Regencia para administrar la sede vacante hasta la coronación del nuevo Rey.
6.      El objetivo que mantenían los golpistas que ayudaron a Franco al  derrocar la República, era que los Borbones volvieran a ocupar el Trono de España. Con esta restauración o instauración monárquica la oligarquía, el ejército, la Iglesia y los Caciques, volverían a reinar en España. Y así fue hasta nuestros días del siglo XXI
7.      En 1975 muere en cama de muerte natural el sátrapa y como estaba escrito, se corona al nieto del último Rey de España, Juan Carlos I.
8.     En 1976 Adolfo Suárez propone a Las Cortes Generales una reforma política que restablezca el Estado de Derecho, ausente desde 1939. Coloca de rondón la Monarquía para que el pueblo, engañado, vote democracia y monarquía en el mismo paquete.
9.      En 1977 Las Cortes Generales, franquistas, decretan la Ley de la Amnistía, que trata por igual a los verdugos y a su victimas. Dejando impune el Genocidio Franquista y los Crímenes de la Dictadura.
10.  El decálogo de la ignominia se cierra con la Constitución de 1978, tutelada por los mismos que dieron el golpe contra la República. Es decir: la Oligarquía Financiera, el Oligopolio Energético, el Ejército, la Iglesia, los Caciques de nuevo cuño, la Banca y la Gran Patronal. Una constitución burguesa donde la economía de mercado marca las pautas para seguir explotando al trabajador.

II PUNTOS DE VISTA PARA EL DEBATE





Es evidente que la reconciliación entre los españoles es una quimera. El tiempo y la torpeza de la Transición, lejos de cerrar heridas, han provocados que aún estén sangrantes. Al igual que la nación y la patria son emociones y sentimientos, la lengua materna tiene un irrenunciable componente emocional. La ausencia de reconciliación deja patente otras emociones, como son el odio, el rencor, la desunión y la desconfianza.
Es cierto que se insulta gratuitamente a quienes no comulgan con las ideas propias con el vocablo fascista. Pero también es cierto que el franquismo no ha desaparecido en la era constitucional. Si el franquismo no se condena y se permite hacer auténtica apología de sus crímenes, estas conductas negacioncitas provocan más discordia, entre los herederos de los vencedores y los herederos de los vencidos.




El decálogo de la ignominia marca claramente las dos o más Españas, las dos o  más Cataluñas y las demás sensibilidades nacionales, patrióticas y políticas. Con estas premisas no se puede pretender que haya una nación, una patria, una bandera, un himno, una lengua o una única sensibilidad de forma de estado. Es un signo de hipocresía compararnos con países que estos temas ya lo tienen solucionados desde hace muchos años: Francia, Portugal, Italia, EEUU, etc. Por otro lado Bélgica o Gran Bretaña, son países con problemas de secesionismo pero mantienen la valentía de abordarlo democráticamente.
Las autoridades del Régimen del 78 mantienen un auténtico celo con el Sentimiento Religioso, el Agravio a los Símbolos Nacionales, el Respeto por las Víctimas del Terrorismo de ETA y por la Incitación al Odio. Todo con mayúsculas porque es de vital importancia para el Estado. Es evidente que estas consignas están establecidas por los vencedores. Por el Nacionalismo Vencedor. Y por las reminiscencias del franquismo enarbolando su impunidad.
Es evidente que si estas normas se despojan del nacional catolicismo y del neo-franquismo,  la libertad de expresión se homologaría con un concepto  laico. No es de sentido común que los símbolos que no dejan de ser cosas materiales, tengan igual protección moral que los seres humanos. El himno nacional, el concepto patria, la bandera, las imágenes religiosas, el significado de todos ellos no afectan directamente a nadie en particular. El hacer una caricatura de Mahoma o del mismo Cristo, tienen el mismo valor inocuo que otorgar la medalla  al mérito policial a la Virgen María, en un país aconfesional.
El agrupamiento de las víctimas de ETA, de los GAL, del Franquismo, del Acoso Escolar, del Machismo en todas sus formas, sin duda, la condena de todos estos delitos, uniría más y estaríamos más cerca de la reconciliación. De otra manera las víctimas siguen siendo de 1ª, 2ª,3ª…




Los Toros de Guisando

III ¿SE PUEDE O SE DEBE CUESTIONAR LA FUNCIÓN DE ÁRBITRO DEL REY DE ESPAÑA Y LA POLÍTICA DEL GOBIERNO DEL PARTIDO POPULAR?

1.       El Rey Emérito Juan Carlos I juró los Principios del Movimiento que  legalizaba su condición de Rey. De dudoso origen y legitimidad dinástica.
2.      El Rey Felipe VI tampoco ha condenado la dictadura; homologándose con las fuerzas que tuvieron el mismo origen que la legitimidad de su augusto padre. Franco designó Juan Carlos I y Fraga ministro de la dictadura creó Alianza Popular en el mismo seno del franquismo, que luego pasó a denominarse Partido Popular.
3.       El Rey y el triunvirato constitucional no están interesados en desatar lo que quedó atado y bien atado en la Constitución tutelada del 78.  Felipe VI es natural y comprensible que abrace el testamento de Franco: ESPAÑA UNA GRANDE Y LIBRE. La cuestión secesionista supone un jaque al rey, y un hipotético referéndum para decidir, un jaque mate a la Corona.
4.      No podemos rasgarnos las vestiduras porque ante la amenaza secesionista, el Rey inclinara su balanza del mismo lado que el Partido Popular (Neo-Franquismo). Pero hubiera sido un Rey de “todos” los españoles si se hubiera decantado por un arbitraje activo obligando a “todos” a dialogar y negociar las reformas urgentes y necesarias en nuestra ya desfasada Carta Magna. Sin embargo Felipe VI ha confundido la Constitución Española con el Credo de Nicea.
5.      Así las cosas, los políticos han apostado por adorar la Constitución Española como si fuera un Becerro de Oro. Es el nuevo Mesías Salvador. Al igual que el dogma nos salva, su articulado traerá la concordia a los españoles. Sobre todo el artículo 155.
6.      No es difícil saber qué es lo que España no puede soportar por más tiempo. Mejor dicho son los españoles los que no debemos soportar más… Unos Medios de Comunicación impostores del periodismo, corrompidos por el  corporativismo y con total ausencia de autocrítica,  constituyen el nuevo NODO que se encarga de la propaganda del Régimen del 78.
7.      No hay separación de poderes. La política está judicializada y la justicia politizada. Con demasiadas influencias machistas, franquistas y del nacional-catolicismo. El Fiscal General del Estado es el Fiscal General del Gobierno, sin duda. El bipartidismo tergiversó el artículo 124 de la Constitución.
8.     La corrupción sistémica y generalizada ha convertido al Partido Popular en una auténtica banda para delinquir. Nos desgobierna una mafia criminal. M. Rajoy está como cobrador de sobres en B en la misma relación que otros procesados. Pero el Fiscal jamás podrá procesar a su jefe. El Rey es inviolable y el Gobierno también.
9.      El Gobierno del PP ha cometido crímenes de varias naturalezas: Crímenes por su corrupción negada hasta límites infinitos. Su política es la gran mentira apuntalada de embustes. Y luego crímenes directos contra la población. Es decir, crímenes legales a las órdenes, no lo dudemos, de la augusta Merkel. Su política de recortes ha provocado: Paro, desigualdad, hambre, pobreza infantil, pobreza energética, éxodo de investigadores, emigración de la juventud, abandono de los dependientes, muertes prematuras por falta de medicamentos…
10.   La política española está instalada en la vida en la mentira. Como escribe Vaclav Havel en su libro El poder de los sin poder. En Rey y los constitucionalistas está defendiendo la Constitución para salvar la unidad de España como si fuera un bien a proteger, y no han defendido los derechos constitucionales de los ciudadanos, ante las agresiones de los mercados. Qué credibilidad tiene Rajoy y sus secuaces cuando ahora defienden la Constitución machacando y humillando a un pueblo con el artículo 155,  y vienen tanto el PSOE como el PP de cometer crímenes legales con los recortes y las reformas laborales, los unos y los otros y la reforma constitucional del PPSOE al dictado del BCE.



IV BREVE ENSAYO COMPARATIVO DE LAS DOS ÚLTIMAS CONSTITUCIONES ESPAÑOLAS

REPÚBLICA ESPAÑOLA 1931



 Artículo 85

El Presidente de la República es criminalmente responsable de la infracción delictiva de sus obligaciones constitucionales.
   El Congreso, por acuerdo de las tres quintas partes de la totalidad de sus miembros, decidirá si procede acusar al Presidente de la República ante el Tribunal de Garantías Constitucionales.
   Mantenida la acusación por el Congreso, el Tribunal resolverá si la admite o no. En caso afirmativo, el Presidente quedará, desde luego, destituido, procediéndose a nueva elección, y la causa seguirá sus trámites.
   Si la acusación no fuese admitida, el Congreso quedará disuelto y se procederá a nueva convocatoria.
   Una ley de carácter constitucional determinará el procedimiento para exigir la responsabilidad criminal del Presidente de la República.


CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA 1978

El Juramento de los Principios de Movimento Nacional

 










Artículo 56

1. El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes.
2. Su título es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona.
3. La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en el artículo 65,2.



Los "Tres Poderes"