Páginas

martes, 31 de enero de 2012

EL DECÁLOGO QUE RAJOY YA HA PUESTO EN MARCHA

Para ser hoy presidente del Gobierno, no es necesario tener muchas luces. Basta con saber escribir al dictado sin cometer faltas de ningún tipo. Los nuevos caciques del siglo XXI son los señores que mandan en Europa y son los que dicen lo que hay que hacer y pensar. Al igual que en los siglo XIX y parte del XX surgieron en España los caciques, ahora han surgido en las instituciones supranacionales los mismos caciques, pero con otro nombre. Ahora son los usureros, los especuladores, los centros financieros donde se adora al becerro de oro y los políticos que dócilmente les obedecen. Rajoy es doblemente servil. Presta obediencia ciega a los caciques españoles: banqueros, financieros, empresarios, Iglesia y medios de comunicación. Y por supuesto a los caciques allende los Pirineos, cobijados en las madrigueras de todas las instituciones mundiales y europeas. Su adhesión es incondicional. Por una parte su pertenencia al Partido Popular, le permite camuflar ante sus colegas europeos, sus raíces franquistas y su devoción al nacionalcatolicismo. Y por  otro lado le permite codearse con la derecha civilizada del resto de Europa.  Aunque se le considere como el último pez de la banasta, el último de los  sirvientes del caciquismo. Se discute mucho sobre sus intenciones ocultas y sobre si esto toma parte de su estrategia. Pero lo evidente y que cualquiera puede observar y constatar es su decálogo implícito que ya ha puesto en marcha: 1 Nunca  subirá los impuestos a quien más tiene, más bien los bajará. 2 No luchará contra el fraude fiscal, los inspectores se los ha llevado la reducción del gasto. 3 La economía sumergida está bien donde está. Es la estrategia para sostener la estadística de más de cinco millones de parados, sin que pase nada grave. 4 No cumplir ni hacer cumplir la nueva legislación aplicable al servicio doméstico. La servidumbre en casa de los ricos es un derecho adquirido. 5 Los derechos nunca han estado en su agenda. Ahora ha llegado la hora del servilismo a la Iglesia y ha encargado dar marcha atrás en la historia, en el aborto y en la educación, a sus acólitos duchos en visitar sacristías. 6 Los derechos laborales ya está al servicio del capital como Dios manda, según han dictado los caciques europeos y españoles. 7 Los tres pilares del Estado del bienestar: La sanidad, la educación y la dependencia, los tres sectores, lejos de crear empleo, facilitan el paro y destruyen derechos. 8 Está permitiendo desvertebrar el Estado de las Autonomías y abolir el principio de igualdad ante la ley y la Constitución. 9 Seguirá fomentando el maridaje Iglesia Estado, incrementando si cabe los privilegios a la Iglesia, para la cual no hay recortes, 10 Rajoy ganó las elecciones democráticamente, pero el poder ya se lo ha entregado a los tecnócratas del IBEX-35. Un auténtico golpe de Estado. Lo más vergonzoso es que haga chanzas ridiculizando la huelga general, única alternativa límite que nos queda a los trabajadores por cuenta ajena, ante la tiranía de los caciques ¿Cuándo tomará conciencia moral del drama que se vive en millones de hogares? ¿Qué pasará cuando el paro suba más todavía y los empresarios no creen empleo? ¿A dónde va España sin I+D, con la  educación sin inversión, la sanidad bajo pronóstico grave y la dependencia sin atender?  

EL DESASTRE DEL CONCURSO EÓLICO DE LA XUNTA


Por Isidoro Gracia Plaza
Exdiputado


En octubre de 2009,  a raíz de la decisión de la actual Xunta de la anulación del concurso eólico aprobado por la del bipartido, escribí un artículo que se titulaba: LA SUSPESIÓN DEL CONCURSO EÓLICO, UNA MALA NOTICIA, en él sostenía que, con todos los errores cometidos por la Consellería en manos del BNG,  “la mala solución dada al concurso era mucho mejor que la “no solución”, a la que nos llevan las decisiones de la actual XUNTA y el auto judicial (provisional) que paraliza el avance en la ejecución de las inversiones derivadas del concurso”.
También auguraba que la decisión traería numerosas dificultades, y de cierta gravedad, para las iniciativas que se tomaran sobre el parque eólico futuro: me quedé muy corto. La decisión del gobierno de la nación de paralizar indefinidamente la instalación de nueva potencia en energías renovables, ha devenido en un verdadero desastre, para el conjunto España, pero también y muy especialmente para Galicia, a quien se le paralizan las inversiones en unos 2.000 megavatios eólicos, (potencia equivalente a la de dos grandes centrales nucleares) y lo que es peor las inversiones complementarías en proyectos industriales y de desarrollo comprometidas por los nuevos adjudicatarios. Al tiempo que la misma existencia de la industria gallega de fabricación de componentes de  generadores se ve seriamente comprometida, en un momento en que la crisis socaba las bases de todo el, no muy potente, sector industrial gallego.
Es el momento de recordar que tal y como indicaba en el artículo de 2009 “solo un 30% de la energía primaria consumida en Galicia procede de un origen autóctono, y que sin embargo existen excedentes de producción en electricidad, además que en esta área los recursos propios son capaces de cubrir “casi” el 100% del consumo interno con fuentes primarias autóctonas, cualquier avance en la implantación de renovables es bueno para Galicia y para el conjunto de España”.
Pero lo que resulta más sorprendente, negativo y catastrófico, es que el sujeto obligado a defender los intereses más próximos de los ciudadanos gallegos, la Xunta, no solo se inhiba en el problema, haciendo caso omiso del cumplimiento sus obligaciones, sino que sea un factor de apoyo a una decisión que va en contra de las propias tomadas en su Consello Oficial y publicadas en el DOGA ( Diario Oficial de Galicia), traicionando, sin ningún tipo de duda, lo que juraron o prometieron ante la Biblia y el Estatuto.


lunes, 30 de enero de 2012

LOS "TRANSICIONALISTAS" AMANTES DE LA TRANSICIÓN ESPAÑOLA



ÁNGEL NAVARRETE

Por Pedro Taracena

Esta palabra no tiene cabida en la Real Academia Española, pero bien podía pasar por el sustantivo al cual se le adjudica la acción de transitar. Y ubicándonos en la Transición española, dícese de los españoles que aceptaron el paso de la dictadura a la democracia, sepultando la Memoria Histórica y pactando una Constitución que dejó impunes los crímenes del franquismo. Los vencedores de la Guerra Civil, celebraron su victoria durante 36 años. Homenajearon (beatificando  y canonizando) a sus  muertos que eran Caídos por Dios y por España, en la Santa Cruzada. Para construir la Transición los franquistas  pusieron los escombros de la dictadura, los demócratas y republicanos, que perdieron la guerra y fueron represaliados por el régimen despótico de Franco, pusieron la argamasa y así quedó constituido el nuevo edificio del Estado. Un sepulcro blanqueado sobre las fosas del genocidio. Los partidos políticos, los medios de comunicación, los tres poderes del Estado, el ejército, la policía, la Corona y el resto de las instituciones nacionales y nacionalistas, han ido creando un tejido social transicionalista. La equidistancia mantenida por el Gobierno saliente y el entrante, ante hechos como el proceso al juez Garzón, demuestra la perversidad de aquel pacto para ahogar los delitos cometidos de lesa humanidad. Otro pacto nefasto entre el PSOE y el PP mutiló el principio de Justicia Universal. Hecho que demuestra la corrupción de nuestra democracia; creando una malla de insensibilidad en nuestra sociedad. Este principio de universalidad que en España propició que un juez persiguiera por sus crímenes a Pinochet, allí donde se hallara, ahora se encuentra en entre dicho, a pesar de que este principio universal, en sí mismo será difícil que se pueda quebrantar. Han pasado 37 años de la muerte del sátrapa y la diferencia política entre los dos grandes partidos, así como entre todos los medios de comunicación, apenas se apartan del pensamiento único. Como dice el catedrático Vicenç Navarro: “Uno de los problema que tiene la democracia española es la escasa diversidad ideológica de sus medios”. En estos últimos años, la desidia de los socialistas abandonando la socialdemocracia, y el pleno vigor del pacto que echó sus raíces en el franquismo: la Iglesia, el capital (organizaciones empresariales) y el Partido Popular, han propiciado seducir al pueblo español y entregarse en brazos de sus propios enemigos naturales. En 2012 hemos emprendido un camino que no conduce a ninguna parte. No obstante, el más torpe de los observadores, con meridiana claridad se dará cuenta de que aún queda gente en España que no se ha olvidado del sepulcro blanqueado, con la podredumbre del pasado y el hedor a injusticia e impunidad. Hay un solo medio, PÚBLICO, que habla a la gente con  el idioma de la verdad, y también algunos partidos políticos minoritarios, siempre reivindicativos y con vocación republicana. No obstante, hay un colectivo que masivamente sale a la calle para apoyar a un juez que está acusado de prevaricador por haber intentado abrir la primera fosa del sepulcro blanqueado. Un sepulcro demasiado grande, tan grande como la inconsciencia  que ostentan los transicionalistas.

domingo, 29 de enero de 2012

LA FARSA por Luis García Montero

LA FARSA

Son malos tiempor para la justicia.

Vengan a ver la farsa, el decorado roto, la peluca mal puesta, palabras de cartón y pantomima.

Son malos años para la justicia.

Como el mar no es azul, los barcos equivocan la cuenta de sus olas. Como el dinero es negro, la moneda menguante de la luna ha pagado el recibo de la noche.

Son malos meses para la justicia.

Se citaron el crimen y el silencio, no descansan en paz los perseguido, el ladrón y el avaro se reúnen y la ley no responde a la pregunta de la bolsa o la vida.

Son malos días para la justicia.

Más de cinco millones de recuerdos naufragan con sus nombres en la cola del paro. Los vivos han perdido la memoria y los muertos no tienen donde caerse muertos.

Son malas horas para la justicia.

La política sueña una constitución en la que refugiarse. Los periódicos piden una buena noticia que llevarse a la boca. El poeta no encuentra las palabras que quiere para decir la verdad, reparación, historia, porque son malos tiempos, porque los tribunales se han sentado a cenar en la mesa del rico.

Vengan aquí y observen, es el tinglado de la nueva farsa, la toga sucia y el culpable limpio.

"Vengan aquí y observen,/ es el tinglado de la nueva farsa,/ la toga sucia y el culpable limpio".

Última estrofa de la composición del poeta Luis García Montero


Para acceder a la noticia:
Una marcha defenderá hoy en Madrid la investigación del franquismo por la que está siendo juzgado Garzón

IÑIGO ADURIZ MADRID 29/01/2012

"No vamos a renunciar a la verdad, la justicia y la reparación; por muchos obstáculos que nos pongan desde distintas instituciones, administraciones y tribunales, o desde aquellos que son o se sienten herederos del franquismo". Con esta determinación, numerosos colectivos instigados por varios intelectuales y artistas saldrán este domingo a la calle en Madrid en una manifestación en apoyo a Baltasar Garzón pero, sobre todo, a la investigación que inició el juez de los crímenes de la dictadura.


sábado, 28 de enero de 2012

PARCO TORPE Y TERCO

Por Pedro Taracena

La incidencia de la luz. PTG

Rajoy es parco en palabras y simple en sus contenidos. Su verbo es torpe, obvio y pleno de ambigüedades. Además, le persigue un tic que le provoca los  guiños que dan la sensación de que lo que está diciendo no fuera verdad. Al menos  delata su imprecisión compañera de la inseguridad. Sin guión escrito su oratoria es torpe. No es un líder firme y decidido, por mucho que bascule su brazo en un movimiento monótono. Es torpe en las improvisaciones, siendo escurridizo ante su contrincante. Amuralla su entorno con baluartes que le hacen conjugar su desconfianza y su carácter huidizo. Dosifica sus encuentros con el pueblo, evita en lo posible los medios de comunicación y su consejo de ministros es un búnker donde se siente seguro. Pretende moverse entre los grandes pero es pequeño y limitado. Como buen conservador, la innovación le aterra. La libertad le asusta y los derechos humanos lastran su seguridad. Ignora a la clase trabajadora. Mendiga a la patronal que le devuelva la baja fiscalidad, en forma de puestos de trabajo envueltos en contratos basura. El dinero, dice, donde está mejor es en los bolsillos del ciudadano. Pero él se refiere al ciudadano especulador. Porque el empresario capitalista, aún no ha confiado en el Gobierno de turno para crear empleo, y dejar que las migajas de sus ganancias, llenen los bolsillos proletarios. No tiene ideología porque la derecha no la necesita. Es terco en aferrarse a las recetas de Aznar.  Predica el sueño capitalista para que arraigue en la sociedad. Es decir, el capital sin impuestos y bien motivado, explotando al máximo los recursos humanos y financieros,  el crecimiento y las ganancias están garantizados. De esta forma el trabajador ganará el dinero suficiente para comprar todo: enseñanza, sanidad, dependencia, derechos sociales, seguridad, justicia, pensiones. Sin que el Estado intervenga en ningún sentido. Así el dinero que debía estar en las arcas de Hacienda para propiciar el Estado del Bienestar, que él denomina derroche, se halla en los bolsillos del empresario. Este es el sueño del cual Barack Obama pretende despertar a su pueblo. Nuestro ínclito presidente espera que todo funcione como Dios manda, utilizando el sentido común, dando respuesta a todo el mundo, haciendo las cosas bien. Este es el pensamiento político del digno heredero del franquismo y del nacionalcatolicismo. Y este es el caudillo elegido por la mayoría de los españoles; agrandado su apoyo con la complicidad de la ley D’Hondt. Yo estoy satisfecho de ser uno de la mayoría (70 %) que le hemos rechazado.

CIUDADANOS DE EUROPA ¿QUEREIS SOBREVIVIR?


Por  Isidoro Gracia Plaza
Exdiputado


 Releyendo algunos párrafos de la traducción de Tierno Galván del libro “El ciudadano y Leviatán”, de Hobbes, he encontrado algún motivo para el optimismo. Encontrar razones para el optimismo, en medio de todo lo que nos está sucediendo, no es un tema menor, y yo soy de los que creen que hay que buscarlo en las fuentes de la única herramienta que puede sacarnos del pozo de la actual crisis: La Política.
El libro justifica la creación del Estado y la acumulación por este de un poder absoluto, que, ejercido con el consentimiento de la mayoría, y mediante un razonable uso de la fuerza, nos proteja del miedo respecto de los demás y de otros actores ajenos a la República: la religión, el extranjero, la guerra, etc. Según Hobbes el instrumento es válido si sustituye el terror por sumisión y respeto.
Como otros grandes pensadores parte de un buen conocimiento de sus conciudadanos y vecinos: “el hombre es un animal esencialmente egoísta, y la fórmula primera y fundamental del egoísmo es la supervivencia”. Por ello si quien detenta el poder absoluto al ejercerlo en vez de evitar el miedo lo produce, por lo que ocasiona la destrucción del acuerdo de cesión de su libertad por parte del ciudadano, o si traspone los límites de lo necesario, se convierte en un poder superfluo y por lo tanto el ciudadano verá su supervivencia amenazada.
Hoy el papel de Leviatán insaciable, que está poniendo en riesgo la misma supervivencia de los Estados, lo están ejerciendo los mercados y sus verdaderos dueños, los grandes especuladores y que han traspuesto los límites, al quitarnos buena parte de aquello que asegura nuestra supervivencia, como la educación y la sanidad públicas, o como nuestros recursos para el futuro, es más que evidente, en consecuencia el poder de los mercados ya es un poder superfluo que nos está llevando a una guerra de todos contra todos.
Una vez que los legítimos representantes de los ciudadanos, los Gobiernos Democráticos, tomen conciencia de que su propia supervivencia ya es más que precaria, tendrán que reaccionar y si no quieren que el Leviatán acabe con todos ellos, y además devore a sus voluntarios súbditos, deberán ser ellos los que acaben con el Leviatán, bien embridándolo fuertemente con normas (tasas y altas exigencias legales) o bien acabando físicamente con él (convirtiendo en delictivo todo lo que se relacione con los paraísos fiscales y la especulación ilimitada). De ahí mi optimismo, después de ver caer uno tras otro los gobiernos legítimos que les precedieron, los actuales tomarán conciencia de su situación, en especial si nosotros los ciudadanos empezamos a defender, por todos los medios, nuestro derecho a la supervivencia en libertad.

martes, 24 de enero de 2012

LA CENSURA EN "EL PAÍS"

Cuando un lector envía un artículo a la sección de Cartas al Director de un periódico, puede presentarse varias situaciones: 1. Que realmente no haya espacio para su publicación. 2. Que el contenido del escrito desborde la línea editorial del medio. 3. Que el escritor o periodista independiente, haga la competencia a los columnistas e incluso a los editorialistas del periódico considerado. No en pocas ocasiones los participantes en estas secciones de opinión, están mejor preparados que los firmantes de ciertos espacios considerados como profesionales especialistas. Censurados por la dependencia política y financiera del magnate o grupo de presión que lo sustenta, y 4. Que el escrito supere estos escollos y se publique. Mi experiencia personal con el diario El País, ha sido patente y meridianamente clara: Mi libertad de expresión ha encontrado el muro del Grupo Prisa. Ausente de autocrítica, un periódico con vicios anticonstitucionales y viviendo la interminable resaca de la borrachera de la Transición, inmodélica y antidemocrática. La prueba de fuego ha sido este blog sobre LA PROSTITUCIÓN EN LA PRESA EL PAÍS. La línea de negocio mantenida a ultranza sobre LA PROSTITUCIÓN en sus páginas, ha descalificado no solamente al ente en su integridad, sino a todos sus profesionales, que aunque amordazados por los Polanco y los Cebrián, son cómplices de esta perversión.

lunes, 23 de enero de 2012

MEMORIA PÚBLICA EL FRANQUISMO Y EL PP

Reportajes que mantienen viva la memoria histórica que el Partido Popular desea sepultar. Esto es a lo que se refería Rajoy cuando decía que no le interesaba eso de las trincheras. Las trincheras y las fosas comunes fueron provocadas por ellos, los franquistas, origen de su existencia política y herederos legítimos de la dictadura.

LAS VÍCTIMAS DEL GENOCIDIO SIGUEN

MARIDAJE IGLESIA ESTADO PACTO Y ALIANZA TRONO ALTAR

Hemeroteca PÚBLICO
El arzobispo de Valladolid cuestiona la "situación matrimonial" de la vicepresidenta, que está casada por lo civil. El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha cuestionado la designación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como pregonera de la Semana Santa por el simple hecho de que está casada por lo civil. Blázquez ha dicho, en una conversación con representantes de los medios de comunicación, que al saber la "situación matrimonial" de la vicepresidenta, casada por lo civil, se ha planteado si es una buena elección para pronunciar el pregón sobre la Semana Santa, en la Catedral y ante el arzobispo.

EL ESPERPENTO ECLESIÁSTICO ESPAÑOL



El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol.

Considera que las mujeres no pueden oficiar misa igual que "yo tampoco puedo traer los hijos al mundo"
EFE TARRAGONA 23/01/2012

El arzobispo metropolitano de Tarragona, Jaume Pujol, considera que las mujeres no pueden oficiar misa "porque cada uno tiene una función" y lo ha argumentado diciendo: "yo tampoco puedo hacer algunas funciones que hacen las mujeres, no puedo traer los hijos al mundo". En una entrevista en el programa Els Matins de TV3, el presidente de la Conferencia Episcopal Tarraconense ha defendido, sin embargo, que existe la igualdad entre hombres y mujeres en la Iglesia católica: "porque todos somos hijos de Dios y todos tenemos la misma dignidad".
"La Iglesia está formada por fieles, por los bautizados, uno entra en la iglesia cuando es bautizado y todos somos iguales. Después tenemos diferentes funciones", ha afirmado el primado. "Si me pregunta cuándo llegaremos a tener las mismas funciones (entre hombres y mujeres) -ha añadido el arzobispo- le diré que yo nunca podré ser una mujer. Y, hoy, la mujer en la Iglesia tiene un papel importantísimo, nunca la he sentido un poco más abajo que nosotros".
El primado tarraconense ha defendido: "una mujer no puede oficiar porque cada uno tiene una función. Yo tampoco puedo hacer algunas funciones que hacen las mujeres. No puedo traer los hijos al mundo".
Sobre los matrimonios homosexuales, monseñor Pujol ha afirmado que él distingue "entre personas y el comportamiento de las personas. Como personas, todas son hijas de Dios", pero ha agregado que "hay comportamientos que no son adecuados ni para la persona ni para la sociedad y esto lo tenemos que pensar mucho".

LAS OLVIDADAS DEL FRANQUISMO



Imagen del taller de confección de la prisión de Alcalá de Henares, en 1956. LA SEXTA
Hemeroteca PÚBLICO
Fui juzgada y sentenciada a pena de muerte con mi hija en brazos, cuatro días antes de que ella cumpliera 1 año de vida. Cuando salí de la cárcel, en 1942, sólo tenía dos ideas en la cabeza: sacar a mi madre de la calle y reivindicar el nombre de todos los caídos, los presos políticos". Así resume Concha Carretero (Barcelona, 1918) una parte de su paso por la cárcel de Ventas, en Madrid, donde ingresó por ser miembro de las Juventudes Socialistas Unificadas un día antes del fusilamiento de las Trece Rosas, el 4 de agosto de 1939.

"Ellas son el pilar de los logros femeninos de hoy"

sábado, 21 de enero de 2012

CONSECUENCIAS DE LA NEFASTA TRANSICIÓN

LOS AFECTADOS POR EL TERRORISMO RECIBEN MÁS PRESTACIONES QUE LOS REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO


LOS FUNERALES DE LA VERGÜENZA


Por Pedro Taracena Gil


A estas alturas de la historia de la democracia española, no es preciso ser docto en ninguna ciencia social para constatar que el paso de la dictadura a la normalización constitucional, consagró la impunidad de los crímenes franquistas; sumiendo en el olvido a las víctimas del exterminio que comenzara la tarde del 17 de julio de 1936. Una injusticia latente que se perpetúa día tras día. Tampoco es necesario ser jurista, el serlo en algunos casos es perverso, para entender que el Estado tiene una deuda contraída con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamada por Naciones Unidas, el año 1948. Por mucho entramado jurídico en el cual nos queramos enredar, la piedra angular, especialmente perversa está en manos de quien debiera dar el primer paso, para que España asumiera su pasado sin dejar a nadie en las cunetas. Como lo han hecho todos los países que han tenido un pasado protagonizado por un tirano y sus secuaces. Sin que ningún estúpido hipócrita se escandalice y se queda desnudo rasgándose las vestiduras, es el Rey de España quien debiera ser el primero que arrojara la primera piedra contra la impunidad, rompiendo las barras de la prisión donde ficticiamente se cree que está preso. ¿Qué sucedería si un buen día el rey reconociera que la II República se dotó de una Constitución, tan legítima como la Constitución que le ciñó sobre sus sienes la Corona de España? Los franquistas y sus herederos legítimos, es decir, el Partido Popular, la Iglesia y el capital, se apresurarían a exclamar que el rey se había vuelto loco. Esta declaración no restaría un ápice su legitimación como Rey de España, aunque la venida de la República, conllevara la huida de su abuelo el rey Alfonso XIII. Pero ese día de autos, el rey no conforme con esta declaración añadiría que condenaba expresamente la dictadura franquista en todas sus acepciones. Aunque fue el dictador quien instauró la monarquía borbónica en España, fue la Constitución de 1978 la que le hizo monarca constitucional. Y si el Presidente del Gobierno elegido por el pueblo no firmara las leyes, no serviría para nada la sanción real. Es evidente que este sueño, por ahora, no es verosímil. Son demasiados intereses en juego y demasiadas manos ensangrentadas de demasiados victimarios. La puesta en escena del solemne funeral al franquista Fraga, cuasi de Estado, con todos los honores en la catedral de Santiago de Compostela, es un esperpento, una hipocresía y la consagración de la perversión del nacionalcatolicismo. La Memoria Histórica ha sido una vez más mancillada. Es la vergüenza de la nefasta Transición que se proyecta a través de los tiempos. Salvo honrosas excepciones, como la izquierda más genuina y el diario Público, el resto han celebrado el evento como si la Constitución hubiera sepultado a la dictadura. Un franquista por la Gracia de Dios, como lo fue su Caudillo, se convierte en un hombre de estado. Lo más grave es que esta farsa es la que se cuenta en las escuelas públicas y privadas. Sin llamar la cosas por su nombre. 


HEMEROTECA PÚBLICO




21enero 2012

Rafael Escudero Alday
Profesor titular de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III de Madrid

En septiembre de 2011 se aprobó la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo, que mejoró sustancialmente las prestaciones y ayudas contenidas en la de 1999. A su vez, la última legislatura ha confirmado el fracaso de la Ley de Memoria Histórica de 2007, incapaz de garantizar los derechos de las víctimas del franquismo mientras sus victimarios se mueren en la cama. Una ley que actualmente se encuentra a merced del Gobierno y de la mayoría parlamentaria de una derecha reacia a condenar el franquismo y reparar a sus víctimas.
La Ley de Víctimas del Terrorismo parte del carácter político de la violencia terrorista, la cual busca “subvertir el orden constitucional”. En consecuencia, la reparación y restitución integral no ha de limitarse al plano personal y familiar, sino que debe extenderse al ámbito político y, por tanto, colectivo: reconocer a sus víctimas como una referencia ética para el sistema democrático, al simbolizar la defensa de la libertad y del Estado de derecho frente a la violencia terrorista y constituir una herramienta esencial para su completa deslegitimación. De ahí que en la ley se hable no sólo de justicia y dignidad, sino también de memoria e, incluso, de construir un relato de “memoria colectiva” que contribuya a difundir los valores democráticos.
La argumentación es impecable. Pero, lo que repugna a la cultura democrática es que este planteamiento no se llevara a cabo hace apenas cinco años cuando se legisló, con más sombras que luces, la restitución de la dignidad de las víctimas de la dictadura. Conscientemente se evitó hablar entonces de memoria histórica, utilizándose en cambio los conceptos de memoria personal y familiar, para extraer así del imaginario colectivo el relato de los daños sufridos por quienes defendieron la democracia frente al golpe de Estado franquista. Unas personas cuya victimización también se debió a razones políticas. ¿O es que no fueron reprimidos por sus ideales democráticos y lealtad a la causa republicana? Entonces, ¿no merecen un reconocimiento institucional al más alto nivel como ejemplo y enseñanza para las generaciones venideras?
Esta diferente concepción tiene consecuencias en el estatuto jurídico de unas y otras víctimas. Las medidas dirigidas a las víctimas del terrorismo superan en cantidad y calidad a las reservadas para las del franquismo. De entrada, en términos económicos, ya que la indemnización por daños sufridos es manifiestamente superior en el caso de las primeras. Además, la ley de 2011 incorpora un amplio catálogo de prestaciones de carácter sanitario, psicológico, educativo, laboral y social, así como un reconocimiento de tipo institucional y simbólico que incluye la realización de actos oficiales de conmemoración, el otorgamiento de los más altos honores del Estado, la creación de un centro para la memoria o la solemne declaración de un día de recuerdo y homenaje. Este catálogo brilla por su ausencia en el caso de las víctimas de la dictadura. A sus allegados –que también son víctimas– no se extienden las prestaciones de las que sí son beneficiarios los familiares de las del terrorismo. Lejos está el Estado español de satisfacer las obligaciones internacionales que le incumben en cuanto a las víctimas de graves violaciones de derechos humanos: verdad, justicia y reparación.
El relato de la democracia española cuenta con otro importante vacío, como es el relativo a la violencia política producida en los años posteriores a la muerte del dictador; una violencia cuyas cifras en términos de muertes, daños físicos y psíquicos, torturas o detenciones ilegales contradice abiertamente esa imagen “modélica” de la Transición vendida durante muchos años por la intelligentsia oficial. Fueron muchos los atentados contra los derechos de las personas cometidos con una clara intencionalidad política (generar un clima de terror que paralizara el proceso democrático) y llevados a cabo por agentes del Estado, de sus fuerzas de seguridad o por personas y grupos parapoliciales amparados o tolerados por aquellos. El sufrimiento de sus víctimas ha permanecido oculto durante mucho tiempo debido al contexto de impunidad que presidió tales acciones e impidió su investigación. Todavía hoy faltan instrumentos legales que rehabiliten su memoria y reparen el daño causado. Por un lado, la Ley de Víctimas del Terrorismo niega el carácter de “terroristas” a buena parte de las acciones violentas realizadas en ese periodo; por otro, la Ley de Memoria Histórica ampara a estas víctimas de una manera exigua y reducida, limitándose a regular una indemnización por muerte o lesiones incapacitantes ocurridas hasta octubre de 1977 y ocultando lo sucedido en años posteriores.
En suma, no hay razones que justifiquen un estatuto diferente de las víctimas de unas u otras graves violaciones de derechos humanos. Hechos de igual gravedad y similar motivación han merecido una respuesta legal diferente, rompiendo el principio de igualdad de trato consagrado en la Constitución. Además, la menor protección de las víctimas del franquismo agudiza su desamparo y contribuye a garantizar la impunidad de unos crímenes que son, al igual que los del terrorismo, imprescriptibles. Mientras el relato de todas las víctimas no tenga cabida y reconocimiento en el espacio público, el de la democracia española será un discurso incompleto o, lo que es peor, selectivo.

viernes, 20 de enero de 2012

HEMEROTECA ABC

NO SE PUEDE OLVIDAR QUE EL GOLPE DE ESTADO LO PROVOCARON LOS ENEMIGOS DE LA REPÚBLICA, LEGÍTIMAMENTE CONSTITUIDA.
TAMPOCO SE PUEDE OBVIAR QUE LA GUERRA CIVIL SE PROVOCÓ CUANDO EL GOLPE MILITAR FRACASÓ Y LOS REPUBLICANOS LA DEFENDIERON DURANTE TRES AÑOS.

EL GOLPE DE ESTADO DEL 18 DE JULIO DE 1936

jueves, 19 de enero de 2012

GARZÓN Y LA TRANSICIÓN

Artículo escrito por Vicenç Navarro


Comentario de Pedro Taracena Gil
Los trabajos de Vicenç Navarro, reflejan y denuncian la verdad  sustraída a la Transición. En términos más populares detectados por el vulgo no solamente español, sino del mundo democrático, es preciso desenmascarar esta patraña que consiste en mantener, que la Constitución consensuada fue el  pacto del olvido. Y sobre todo garantía de la impunidad de los crímenes del franquismo. En primer lugar la Corona. ¿Por qué no condena el franquismo? Porque la dictadura de Franco y la instauración de la monarquía tienen la misma base y el mismo origen. El golpe de estado que derrocó a la República. Franco se convirtió en la piedra angular del nuevo sistema. Rechazo de   la República y proclive de la monarquía albergue de caciques. La Constitución de 1978 se erigió sobre la misma legalidad y legitimidad que la II República, pero Juan Carlos I se refugia en su trono recuperado, omitiendo dos requisitos que le reconciliarían con el pueblo y con la Historia: Reconocimiento de la legitimidad de la República y la condena de la dictadura. De esta manera se distanciaría de la dictadura y de Franco, y se acercaría a las víctimas de la Guerra Civil provocada por el golpe que derribó la República y de los que sufrieron la dictadura. No hay argumento que pueda hacer esta verdad cuestionable.  Aunque se han vertidos chorros de tinta para justificar  esta situación como la única posible. Y como consecuencia el tejido social emanado de esa falacia, fue constitutivo de la nefasta Transición. Los tres poderes del Estado han estado y están contaminados de esta perversión. Todos los partidos políticos que tejieron el entramado de la transición, por mucho que ahora la izquierda más significativa, quiera despegarse del bloque constitucional, han optado por unas posturas colaboracionistas con el franquismo. Los medios de comunicación han sido auténticos heraldos loando la Transición como la panacea de la salida de cualquier régimen despótico que haya que reconvertir en una modélica democracia. Hay demasiada gente embarcada en esta mentira. El franquismo se halla incrustado en todas las capas de la sociedad española. Sobre todo es más visible en el Partido Popular, legítimo heredero, que hunde sus raíces en el seno de la dictadura, teniendo como cordón umbilical a Fraga, su fundador. Despedido con alabanzas y discreción por parte de todos, a excepción de Izquierda Unida. Igual que en el caso de la Corona, el PP jamás condenará el régimen de Franco por ser afín a sus principios e intereses. Los tres poderes del Estado han tenido la oportunidad de manifestar su militancia franquista, más o menos explícitamente. El poder judicial procesando a un juez por tratar de investigar el genocidio franquista. El poder legislativo por no condenar la dictadura, y el poder ejecutivo por no romper con la farsa de la reconciliación entre los españoles, derogando leyes que ya no son conformes con la Justicia Universal. Hay acciones del Gobierno socialista que han ido en sentido contrario, cuando ha pactado con los franquistas (PP), mutilar la legislación española en esta materia, para beneficiar a países cuyos regímenes no respetan los derechos humanos. Ejemplos: China e Israel. En la medida que aumente la valentía y el arrojo del pueblo, las máscaras de los franquistas irán cayendo vencidas por la vergüenza, incluyendo la del Rey de España. 



MIKEL JASO

Hemeroteca PÚBLICO 


19 enero 2012

Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas de la Universitat Pompeu Fabra

Una de las concepciones más extendidas en los círculos políticos y mediáticos de mayor influencia y difusión en España es que la Transición de la dictadura a la democracia fue modélica. Liderada por el monarca, tal Transición dio como resultado –según esta versión– una democracia homologable a cualquier otra democracia existente en Europa, lo cual se consiguió sin mayores convulsiones en las instituciones políticas, económicas, financieras y mediáticas del país. El supuesto éxito de tal proceso explica que se haya querido incluso exportar este modelo de Transición a otras dictaduras que estaban bajo presión para que se transformaran en sistemas democráticos. Varias veces, el ministro de Asuntos Exteriores ha sugerido a dictaduras en declive, y a sus opositores democráticos, que tomaran la Transición española como punto de referencia.
La misma concepción que valora la Transición española como modélica (elemento fundamental de la sabiduría convencional existente en el país sobre aquel proceso), también considera ejemplar el compromiso adquirido por las fuerzas políticas mayoritarias de no hurgar en el pasado. Es decir, olvidarse de las enormes violaciones de los derechos humanos, predominantemente realizadas por las fuerzas golpistas en contra de un sistema democrático, olvido que se defendía y continúa defendiéndose como necesario para construir el futuro. Parte de este objetivo asumía que los definidos como los dos bandos del conflicto civil eran igualmente responsables de lo acaecido y que, por lo tanto, era mejor cerrar cuentas y olvidarse de lo ocurrido. De esta concepción deriva la Ley de Amnistía, en que todas las violaciones quedaron amnistiadas, ley que se considera determinante para que ocurriera la Transición, supuestamente modélica. Hay que señalar que, aun cuando las derechas fueron las que promovieron esta versión de la Transición, muchos elementos importantes fueron también asumidos por grandes sectores de las izquierdas, lo cual contribuyó a que tal percepción se reprodujera casi como un dogma.
Tal dogma, sin embargo se basó en una falsedad. La Transición no fue modélica como tampoco lo fue la democracia que estableció. Fue un proceso realizado bajo el dominio de las fuerzas conservadoras y por los aparatos heredados del régimen anterior, liderados por la monarquía, y claramente enquistados en el Estado español. No fue una Transición pactada entre iguales: antes al contrario. Las izquierdas acababan de salir de la cárcel o de la clandestinidad y del exilio.
Su peso procedía de las enormes movilizaciones de la clase trabajadora y otros elementos de las clases populares que presionaron para que terminara aquel régimen. De ahí que, aun cuando el dictador murió en la cama, la dictadura muriera en la calle. No obstante, las izquierdas no tenían el poder ni para romper con aquel Estado ni para negociar en bases de igualdad, dando lugar al enorme sesgo conservador que existe, no sólo en las estructuras del Estado, sino también en las instituciones financieras, económicas, culturales y mediáticas del país. Es este poder el que explica las enormes insuficiencias del Estado del bienestar español, que 33 años después de terminar la dictadura todavía tiene el gasto público social más bajo de la UE-15. La democracia incompleta ha conducido a un bienestar claramente insuficiente.
No hay un indicador mejor de lo inmodélica que fue la Transición y de las enormes limitaciones que tiene la democracia española que lo que ocurrirá esta próxima semana. El Tribunal Supremo juzgará al único juez que se ha atrevido a exigir al Estado que encuentre a los desaparecidos durante la brutal represión de los golpistas sublevados contra las fuerzas democráticas, honrándolos, a la vez que denunciando a los responsables. Esta situación cubre de vergüenza a toda España.
¿Cómo puede España presentarse como una sociedad democrática cuando ocurre este hecho que culmina un proceso que reproduce una de las mayores injusticias que ha ocurrido en el siglo XX en Europa? España es el país donde ha habido un número mayor de desaparecidos por causas políticas en Europa sin que se haya hecho nada sobre ello. Y cuando se quiere hacer algo, el Estado (nada menos que el Tribunal Supremo) quiere cerrar el caso y castigar al juez que osó mirar bajo la alfombra e intentar hacer algo de limpieza, reconociendo además a aquellos que fueron asesinados por su compromiso con la democracia. La comparación de lo que está ocurriendo en España con lo sucedido en otros países que sufrieron dictaduras fascistas o fascistoides semejantes es un indicador más del enorme subdesarrollo democrático de este país. En ningún otro país ha habido la ocultación de esta enorme represión, dejando indefensos a las víctimas y a sus familias, que no pueden ni siquiera honrar a sus muertos (que son los muertos de todos los demócratas) por no saber dónde se encuentran. El contraste entre el comportamiento del Estado español hacia las víctimas del terrorismo de ETA y el de las víctimas de las fuerzas golpistas y del Estado terrorista es bochornoso (no hay otra manera de definirlo).
Esta situación es indignante y vergonzosa. El Tribunal Supremo no es consciente del enorme desprestigio que el enjuiciamiento de Garzón por el caso de los desaparecidos significa para la Justicia española y para el Estado español. En el programa de humor de mayor audiencia en Estados Unidos se señalaba que, en la misma manera que Bolivia, sin mar, tiene Ministerio de Marina, España tenía Ministerio de Justicia. ¿No se dan cuenta de la vergüenza que están originando los miembros del Tribunal Supremo con su comportamiento, en el ámbito internacional? Por mera coherencia democrática debería haber manifestaciones a lo largo del territorio español en protesta por el insulto que el enjuiciamiento de Garzón supone a todas las fuerzas democráticas de España y del mundo.

miércoles, 18 de enero de 2012

Documental sobre BALTASAR GARZÓN

El documental LA TINTA NEGRA es un compendio de todas las premisas que han llevado al juez a ser procesado por prevaricador en el Tribunal Supremo.

martes, 17 de enero de 2012

CARLOS JIMÉNEZ VILLAREJO EXFISCAL ANTICORRUPCIÓN


La celebración de los dos juicios orales por la Sala Segunda del Tribunal Supremo (TS) contra el juez Garzón es un signo más de la crisis del Estado de derecho en España. El primer juicio que va a celebrarse, el de las escuchas telefónicas de los principales imputados del caso Gürtel con sus abogados, supone, por sí solo, una ofensa a la conciencia democrática. Los principales responsables de la trama, que permanecen en prisión preventiva desde hace tres años, son los acusadores del juez que los investigó. La sola admisión de la querella ya constituyó la forma más grave producida hasta ahora en España de alianza objetiva de los tribunales y la corrupción, porque transmitió un mensaje evidente de amparo de sus conductas y de posible impunidad. Y significa que los presuntamente corruptos han conseguido ya una victoria: someter a un proceso penal por prevaricación al juez que se ha atrevido a investigarlos.

Acceso al artículo completo: JUICIO A BALTASAR GARZÓN

lunes, 16 de enero de 2012

FRAGA CAMINO DE LOS ALTERES

Apertura del proceso de beatificación de Fraga

Por Pedro Taracena Gil

La figura de Don Manuel Fraga Iribarne, se agranda cada día como uno de los artífices del paso de la dictadura a la democracia, en la España heredada de Franco. Sin embargo, pasada ya la resaca de la poco o nada modélica Transición, son escasos los políticos y menos los medios de comunicación que le colocan en el lugar que le sitúa la Historia con mayúscula. Su actuación política, sin abandonar el despotismo que siempre le acompañó, le acredita y le reconoce, tanto en el régimen del Movimiento Nacional, como en la monarquía parlamentaria. Como un político que luchó por restaurar en España un régimen democrático sin condenar la dictadura franquista de la cual él mismo fue arte y parte. Y esta paradoja es inasumible ante un análisis honrado del acaecer histórico. En el pacto constitucional las víctimas del genocidio franquista quedaron al margen. Los franquistas como Fraga apenas cedieron terreno y la izquierda venida de la pérdida de la Guerra Civil, del exilio o de soportar la dictadura, se arrogó la representación del resto de los vencidos, y éstos quedaron donde estaban sus muertos, en las cunetas, al margen del poder en brazos del olvido. El esperpento político llamado Fraga sólo encuentra coherencia en el seno de la Iglesia y en el nacionalcatolicismo. El ministro de Franco, que era Caudillo de España por la Gracia de Dios, donde encuentra su legítimo reconociendo es en la apertura del proceso de beatificación y canonización. Por la vía de urgencia como su predecesor Josemaría Escrivá de Balaguer. Monseñor lo escribía así, Josemaría. Si bien en el terreno político es fácil su condena por no condenar. En los temas del más allá, por muchos abogados del diablo que se opongan a su beatificación, Don Manuel, saldría exculpado porque ha cosechado al lado de Franco toda clase de méritos, honores y virtudes cristianas. Prestó sus servicios y su complicidad a un régimen dictatorial, confesional y genocida. Su vocación de falangista, de ser de cintura hacia abajo fraile y de cintura hacia arriba guerrero, le hizo militante destacado de la patria nacional y católica que llevó a cabo la Santa Cruzada. Sarcasmo religioso bendecido por la Iglesia, que sin duda le elevará a los altares tan pronto como le postulen.


domingo, 15 de enero de 2012

FRAGA HA MUERTO

Españoles: Fraga ha muerto

Réquiem por un español

Por Pedro Taracena Gil

Manuel Fraga Iribarne nació en Villalba (Lugo) el 23 de noviembre de 1922. Su brillante biografía está a buen recaudo, a través de sus camaradas del régimen de Franco. Pero mi análisis está hecho desde el otro lado. Es decir, tratando de objetivar su destino si en lugar de una transición consensuada, hubiera habido una ruptura democrática. Donde se cuestionara hasta el mismo sistema monárquico. Ruptura como la hubo en Portugal con la Revolución de los Claveles, o en Grecia con el referéndum que trajo la república. Dicho de otro modo, una respuesta política que no hubiera obviado los crímenes de la dictadura; dejándoles impunes.
El falangista Fraga aportó su saber hacer al gobierno de Franco, en aquella  tiranía impuesta por la victoria de una guerra civil, provocada por un golpe de estado cruento, que derrocó el régimen legal y legítimo de la II República Española. El exterminio franquista que los tiranos denominaron Alzamiento Nacional, por la gracia de Dios, se convirtió en la Santa Cruzada. Este otro insigne gallego, escribió como libro de texto una Estructura política de España, que personalmente tuve que estudiar. Allí ensalzaba las bondades del Movimiento Nacional y las glorias imperiales desde la conversión de Recaredo en el año 587. Como titular de Información y Turismo se convirtió en el ministro estrella del Caudillo, y látigo inquisitorial mediante la censura. Más tarde fue embajador en el Reino Unido. En Londres se enamoró del bipartidismo y sin lugar a dudas,  aprendió a dar los primeros pasos en democracia.
Muerto el dictador, Fraga como heredero del franquismo, es nombrado Ministro de Gobernación (actual Interior), y demostró que era un genuino franquista; aportando aquellas amenazas de que: “La calle es mía”, en alusión a las muertes ocasionadas por revueltas reclamando libertad y democracia. Se convirtió gracias al milagro de la Transición, no sólo en demócrata de toda la vida, sino en Padre de la Constitución. Fue profeta en su tierra, presiente de Galicia y senador. En todo momento se ha comportado como un converso constitucionalista, aunque fosilizando el texto constitucional. Aunque él  mantuvo siempre sus formas despóticas. Fundador de una asociación política en el franquismo tardío, que luego se convertiría en Alianza Popular y por último en Partido Popular,  es el partido que le ha aclamado y venerado hasta el fin de sus días. La fidelidad de Fraga a sus principios, genio y figura del franquismo, le ha conducido hasta la sepultura. Ha muerto pensando que la dictadura y la democracia, no solamente eran compatibles, sino que han traído la concordia y la reconciliación entre los españoles. Cuando se presente ante el Dios del Valle de los Caídos, será acogido en el mismo seno que el dictador Franco y el  falangista  José Antonio. Falange fue la versión española del fascismo, bien visto por la Iglesia. Es la hora del reconocimiento de la Santa Cruzada, del nacionalcatolicismo y del nacionalsindicalismo. Acudirán al sepelio la ingente prole de franquistas. La Iglesia con el mayor boato que permita la resucitada liturgia latina, rendirá culto a uno de sus hijos más insignes. Las instituciones del Estado representadas por los políticos, se someterán al protocolo  obligado. Y sus víctimas guardarán silencio al menos en esos días, en los cuales el muerto, siempre era una buena persona. El Rey enviará sus condolencias al Senado, recordando que antes de que el pueblo ratificara la Constitución, Francisco Franco había escritos el destino de ambos. La Historia no puede olvidar que entre los poderes que ostentaba el Caudillo, era el de hacedor de reyes. Y así fue. El infante se convirtió en rey. Mientras el franquista Fraga en ministro, en diputado, en presidente de Galicia y en senador. Sin renunciar y mucho menos condenar la dictadura, legado del generalísimo Franco. Que en paz descanse.

DIEZ VÍAS POSIBLES

Por Pedro Taracena Gil

Al margen de las políticas de la recalcitrante derecha hispana (PP) y de la pusilánime socialdemocracia (PSOE), sí existen otras vías para que el hachazo a los españoles no les trepane el Estado de Bienestar conseguido en democracia.

Hemeroteca PÚBLICO

DIEZ VÍAS

No obstante estas aportaciones hechas por expertos objetivos es imposible que se lleven a cabo porque constituyen la columna vertebral sobre la cual se cimentó el golpe de estado del 18 de julio de 1936, vencedores de la Guerra Civil y cómplices de la dictadura:

El Ejército
La Iglesia
El Capital

Si Chacón y Rubalcaba no incluyen en su programa, estos diez puntos, la pusilánime sedo izquierda, es preferible que se quede en casa...

¡GARZÓN ES INOCENTE, DIGA LO QUE DIGA EL SUPREMO!

El Supremo es "un instrumento del fascismo español". Frase repetida por Carlos Jiménez Villarejo.




Foto: EFE

Yo estuve allí. Fue un acto conforme a la verdad. Reclamando justicia. Contra la impunidad de los crímenes del franquismo. Denunciando la Transición inmodélica. Incriminación perpetua del silencio cómplice.   Solidaridad con el juez Garzón y en apoyo a las víctimas del genocidio del general Franco y su dictadura. 
En la asamblea multitudinaria brilló por su ausencia cualquier artífice de la democracia. Los partidos políticos amañaron el paso de la dictadura a la democracia, con prisas para alcanzar cotas de poder; sepultando para siempre los delitos de lesa humanidad cometidos desde aquel nefasto día del 17 de julio de 1936.

Pedro Taracena Gil

Hemeroteca PÚBLICO




viernes, 13 de enero de 2012

RÉPLICA AL OBISPO DE CÓRDOBA

Por Pedro Taracena Gil

El prelado cordobés es evidente que pertenece a la Edad Media. Añora el nacionalcatolicismo que bendijo el golpe de estado contra la República e implantó un estado confesional; nombrando a Franco Caudillo de España por la Gracia de Dios. Hoy los españoles gozamos de una Constitución que determina que: "Ninguna confesión tendrá carácter estatal". La libertad de expresión del obispo de Córdoba así como la mía propia,  tienen el mismo derecho y legitimidad. Las declaraciones del pastor, son igual de respetables que éstas que constituyen mi réplica. El obispo condena a Eros, yo le salvo...  


Foto: Carlos Hernández Corcho
Escuela de Madrid 

EROS es el amor en su esencia primitiva, está más próximo del animal, que todos llevamos dentro, que del hombre racional, cultivado y responsable. El amor entendido como la expresión del encuentro corporal, donde asisten como protagonistas los cinco sentidos. Si bien interviene la razón, no es para armonizar, sino para ser testigo mudo y pasivo del juego amoroso. Eros como interpretación del amor en el mundo de los clásicos, se refería a la relación entre hombres, no obstante, puede hacerse extensible a hombres y mujeres; incluyendo el amor lesbiano. Los sentidos y el sexo en estado puro, sin más injerencias ambientales y periféricas. Sexualidad y sensualidad. Erotismo engendrado por Eros, como patrimonio diferenciado entre el hombre y la bestia. En el amor carnal, el instinto del hombre y la mujer predomina sobre la razón. Los prejuicios nos pueden escandalizar y los complejos limitar, pero la celebración desnuda del amor en el lecho carnal, sin límites y sin establecimientos previos, puede ser monótono pero también creativo, único e irrepetible. Producto de la diferencia entre el instinto predestinado y el libre albedrío de la razón. Cuando abundamos en definir el amor humano, bajo el prisma de Eros, hallamos un sinfín de atributos. Todos encaminados al gozo y a los placeres sexuales. Lujurioso se podría denominar bajo la cultura judeo-cristiana. Ajeno a la procreación, desde la liberación del sexo de las ataduras morales, éticas y religiosas. La naturaleza sella en el instinto de los animales la multiplicación de la especie. Para los humanos es opcional y ahora más que nunca. El amor sin contaminación busca y encuentra su fin en sí mismo. Las consecuencias del amor se desprecian o se evitan previamente. El amor se consuma en estado puro. Allí sólo importan los amantes. No existe nadie más. Podemos ahondar más y adjudicarle más atributos y epítetos: El amor es efímero, aunque nadie quiere que termine, no es eterno. Tampoco somos conscientes de que cuando se contamina, se domestica, y se transforma. El amor es salvaje y posesivo. Egoísta y celoso, ciego e insaciable. Sensual y sexual. Infantil y caprichoso. Inmaduro y adolescente. Irresponsable y apasionado. Se siente libre. Atrapa y hace esclavo al ser amado. Comienza y concluye en el cuerpo. Nada y nadie existe cuando Eros se hace presente. ¿Cuáles son las impurezas que hace que el Amor-Eros abandone la perfección? Pues todo aquello que lo va domando, racionalizando y poco a poco alumbrando su principal cómplice y a su vez rival. Éste no es más que el Amor-Cáritas en el universo judeo-cristiano, y el Amor-Ágape en el greco- romano. El cariño. El amor es el presente y el cariño eterno. A pesar de ello, cuando las brasas encenizadas del cariño, acarician la brisa de la sexualidad, se aviva la llama del amor, Eros hace renacer el presente. El amor vuelve a ser efímero.




Foto: Jorge Rueda
"Realismo Fantástico"

  
Eros sólo se hace presente cuando la cópula amorosa se lleva a cabo bajo la influencia de verbos adolescentes, no adultos. Verbos vírgenes, sin contaminación del deber, el mandato o la responsabilidad. “Me gustas”. “Te deseo”. “Te quiero para mí”. “Ansió placer”. “Sigue, no pares nunca”. “Lo quiero, aquí y ahora”. “Compartamos el gozo”. “No me harto de…” Lo quiero todo y ahora”. Cuando el amor intenta crecer, abandona el estado salvaje y se encuentra en el mundo de la razón. En el mundo del deber y del convenir. Obligaciones y convenciones de la sociedad. Estos verbos ahogan el amor. La madurez y la responsabilidad son incompatibles con el amor en libertad, limpio y desnudo. Sin previsión, espontáneo. El arte de amar con el concurso de Eros, quizás, está en conseguir la capacidad de desnudarse y abandonar en el dintel del lecho amoroso, todo aquello que estorba a la pasión primaria. La convivencia es el primer enemigo del Amor-Eros, puro, salvaje, natural y primitivo. A pesar de que esto pueda provocar, escandalizar y transgredir la inercia de la historia. Eros es la libertad, no conoce ataduras y responsabilidades. El Amor-Eros es lo antagónico del Amor-Cáritas. Egoísmo contra generosidad. Entrega y donación contra posesión y pasión. Eros no renuncia a nada, siempre quiere más y sólo entrega aquello que recobra con réditos. Otorga felicidad porque le reporta placer. No entiende de renuncia y mucho menos de ausencia de gozo. El sexo es la piedra angular de su estructura. El amor puro es la esencia del gozo, de la posesión, de la satisfacción plena, del sexo consumado, de la lujuria, de lo amoral, de la trasgresión. Se comporta como si ninguna más deidad existiera. Después del amor, sólo hay más amor. Hasta el infinito. Hasta la eternidad. El débito conyugal, el matrimonio legal, la familia, la procreación y todos los valores humanos de la convivencia, surgen al margen de este amor. Cuando el amor se contamina con el mundo que sirve de vestido a los amantes desnudos, surge el amor domesticado por la tradición secular y sobre todo religiosa. Ese amor contaminado, adulterado y nada trasgresor, abandona su estado de inocencia adolescente y primitiva y se convierte en el garante de la felicidad colectiva y allí se engendra la procreación, el amor filial, el cariño, la ternura y tiene vocación de perpetuarse. Eros huye espantado de esos lugares hacia otros derroteros; acechando nuevas presas… 




EL NACIONALCATOLICISMO AUN PERDURA

Demetrio Fernández considera que la incitación a la fornicación "es continua" en los medios, el cine, la televisión y las escuelas
ALFONSO ALBA CÓRDOBA 12/01/2012
Una vez más, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, le ha dado la razón a aquellos que lo consideran como uno de los religiosos más conservadores y radicales de la Iglesia en España. En su carta semanal  Demetrio Fernández ha asegurado que “algunas escuelas de Secundaria, dentro de los programas escolares” incitan a sus alumnos “a la fornicación”, de la que según sus consejos hay que "huir".
El prelado cordobés insiste en su misiva dirigida a los fieles cordobeses en que “la incitación a la fornicación es continua en los medios de comunicación, en el cine, en la televisión, incluso en algunas escuelas de Secundaria”. Eso sí, se sobreentiende que los colegios católicos están al margen, por eso usa el término “algunas”.
Asegura que "algunas escuelas de Secundaria" incitan a sus alumnos "a la fornicación" 
Demetrio Fernández, con la contundencia que le corresponde, asegura que la “fornicación” significa “una sexualidad desorganizada” y que esto es “como una bomba de mano que puede explotar en cualquier momento y herir al que la lleva consigo”. ¿Cómo son esas heridas? El obispo las explica: “La castidad es la virtud que educa la sexualidad haciéndola humana y sacándola de su más brutal animalidad”. Es decir, aquellos que se dedican al fornicio por el fornicio se convierten sencillamente en animales. El obispo continúa: “Cuando la sexualidad está bien encauzada, la persona vive en armonía, evitando toda provocación o violencia”.
Además, para el prelado cordobés la sexualidad tiene tres estados. Primero, cuando una persona está soltera “no hay lugar para su ejercicio”. Segundo, cuando está casada tiene que saber “administrar sus impulsos en aras del amor auténtico”. Tercero, cuando una persona está consagrada su sexualidad está “sublimada en un amor más puro y oblativo”.
El obispo cordobés concluye su carta, que la basa a su vez en una misiva de San Pablo, citando el caso de una candidata a Miss Venezuela que ha escrito un libro titulado Virgen a los treinta. Demetrio Fernández se refiere al caso de Vivian Sleiman, una modelo que está orgullosa de seguir con su himen intacto y que en su libro denuncia cómo renunció al concurso de Miss Venezuela cuando un miembro del jurado intentó llevársela a la cama a condición de darle la corona. Para el obispo de Córdoba, “la propuesta de fornicación era una condición (no escrita) del concurso”. Por eso, concluye que “es posible llegar virgen al matrimonio aunque el ambiente no sea favorable. Es posible vivir una consagración total, de alma y cuerpo, al Señor como una ofrenda al Señor que beneficia a los demás”.
Mezquita no, catedral 
Esta no es la primera polémica que protagoniza el obispo de Córdoba. Nada más aterrizar en la Diócesis de Córdoba, hace apenas un año, inició una campaña para que los católicos dejasen de llamar al templo más famoso de la ciudad Mezquita a secas y optasen por el más cristiano “Catedral” o, como mucho, “Catedral antigua mezquita aljama”.
Firme defensor del modelo de familia católica, el obispo de Córdoba ha participado y animado manifestaciones contra le Ley del Aborto, ha defendido a los “mártires ejecutados solamente por ser cristianos” en la Guerra Civil y ha llegado a asegurar que la Unesco tenía un plan “para hacer que la mitad de la población sea homosexual”. ¿Sus motivos? Que se estaba implantando “la ideología de género” en “nuestras escuelas”.
Hace una semana tan sólo, el obispo volvió a la carga y llegó a decir que “los hijos de una familia como Dios manda crecen más sanos que los que están repartidos, y no saben de quién son” para criticar el divorcio.