Páginas

lunes, 30 de abril de 2012

Artículo de Juan José Millan en El País opinión

'Un sindiós'

Todo este programa reformador de gran calado no puede ponerse en marcha sin mentir

Desde que los ministros de Rajoy, en especial Montoro y Ana Mato, decidieron explicar didácticamente los porqués de la demolición del Estado, entendemos las cosas mucho mejor. He aquí un resumen, claro como el agua, de sus argumentos: Se pone precio a la sanidad para que continúe siendo gratuita y se expulsa de ella a determinados colectivos para que siga siendo universal. Se liquidan las leyes laborales para salvaguardar los derechos de los trabajadores y se penaliza al jubilado y al enfermo para proteger a los colectivos más vulnerables. En cuanto a la educación, ponemos las tasas universitarias por las nubes para defender la igualdad de oportunidades y estimulamos su privatización para que continúe siendo pública. No es todo, ya que al objeto de mantener el orden público amnistiamos a los delincuentes grandes, ofrecemos salidas fiscales a los defraudadores ambiciosos y metemos cuatro años en la cárcel al que rompa una farola. Todo este programa reformador de gran calado no puede ponerse en marcha sin mentir, de modo que mentimos, sí, pero al modo de los novelistas: para que la verdad resplandezca. Dentro de esta lógica implacable, huimos de los periodistas para dar la cara y convocamos ruedas de prensa sin turno de preguntas para responder a todo. Nadie que tenga un poco de buena voluntad pondrá en duda por tanto que hemos autorizado la subida del gas y de la luz a fin de que resulten más baratos y que obedecemos sin rechistar a Merkel para no perder soberanía. A no tardar mucho, quizá dispongamos que los aviones salgan con más retraso para que lleguen puntuales. Convencidos de que el derecho a la información es sagrado en toda democracia que se precie, vamos a tomar RTVE al asalto para mantener la pluralidad informativa. A nadie extrañe que para garantizar la libertad, tengamos que suprimir las libertades.


viernes, 27 de abril de 2012

AMNISTÍA FISCAL TRANSACCIÓN ENTRE GOLFOS


Por Pedro Taracena

¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia? No voy a transcribir aquí el discurso completo de Cicerón contra Catilina, ni tampoco voy a escribir en latín el párrafo completo que, estudiábamos en el antiguo bachiller, pero sí utilizo esta frase lapidaria contra otra tiranía, el totalitarismo de nuestros días, Rajoy y sus secuaces. El Gobierno de mayoría absoluta legítimamente elegido por el pueblo, ni un sólo español jamás hubiera demandado una tiranía contra el débil, como lo está haciendo el Partido Popular, contra la sociedad actual. No obstante, la gravedad del problema radica que, con la pantalla hipócrita y farisea de las instituciones mundiales, las europeas y la imposición de  los mercados, no solamente están realizando recortes que ellos perversamente llaman "reformas", sino que están cambiando el modelo de Estado del Bienestar que los españoles nos habíamos dado en democracia. Y lo que es más grave, están desmantelando los derechos sociales que ni una de sus leyes habían sido promulgadas por sus gobiernos. El Partido Popular ha fosilizado la Constitución Española y jamás ha legislado en materia de derechos progresistas, por el contrario los ha recurrido ante el Tribunal Constitucional. Los trabajadores por cuenta ajena, donde incluyo a los periodistas que aún defiende esta barbarie, son las primeras víctimas de haber cautivado su voto, por terquedad ideológica o por fidelidad al franquismo más repugnante.

martes, 24 de abril de 2012

NECESITAMOS DIRIGENTES RESPONSABLES

Isidoro Gracia Plaza
Exdiputado

 Es una definición de aceptación casi universal que: es responsable aquel que responde por sus actos, asume las consecuencias y aprende de ellas. Incluso en las reuniones de motivación, que las multinacionales utilizan para la formación de sus cuadros dirigentes, se insiste que la clave del éxito de cualquier empresa es la actitud de responsabilizarse de los resultados de nuestras acciones.
Cómo valorar pues a unos dirigentes de unos países que toman sus decisiones porque se las exigen desde países ajenos, aunque poderosos, y entes, solo aparentemente impersonales, como los mercados, con intereses contrapuestos a los de los conciudadanos que prometieron defender y que cuando afrontan los resultados de esas decisiones (más paro, más desigualdad, menos riqueza), esos se justifican en la herencia recibida de sus antecesores (España), o en la excesiva presencia de socios menesterosos (Alemania), el peso de minorías religiosas (Francia, Holanda, Austria), o las exigencias de los compromisos, adquiridos voluntariamente, con entres supranacionales (Finlandia, Italia).
Para ser los creadores de la realidad que deseamos para nosotros, nuestros conciudadanos, socios y sobre todo para nuestros sucesores, es imprescindible colocarse en una situación de poder real, que solo puede venir cuando nos responsabilizamos de lo que resulta de nuestras decisiones, mucho más si queremos pasar por líderes políticos o sociales.
La consecuencia de asumir que decisiones y resultados vienen impuestos por cuestiones completamente ajenas, e incluso absolutamente contrarias, a los compromisos adquiridos durante las campañas electorales, compromisos adquiridos voluntariamente para ganar el poder de forma democrática, es asumir que se deja al país y a los ciudadanos a merced de las circunstancias, porqué se está imposibilitado para hacer algo para superarlas, lo que resulta  inadmisible en un dirigente, en Europa incluida España abundan hoy los ejemplos de líderes que no pasan  de “presuntos”.
No quiero decir con ello que aquellos ante quienes tienen que rendir cuentas, esos presuntos líderes, los ciudadanos, estemos libres de culpa. La idea de asumir la responsabilidad por las consecuencias de nuestras acciones, en especial de nuestros voto, no es muy popular, actualmente es frecuente encontrar personas que se sienten más cómodas entregando su poder a otros al negarse a aceptar su responsabilidad.
Así pues necesitamos dirigentes responsables, los de hoy parecen no querer asumir ese papel, pero también necesitamos ejercer nuestra responsabilidad todos y cada uno de nosotros, y para ello no es suficiente con pedir  a otros (incluidos partidos y sindicatos) que nos indiquen los caminos, sino tomar nuestras decisiones y actuar en consecuencia, asumiendo lo que de ellas se derive.

sábado, 21 de abril de 2012

CARTA ABIERTA A LOS VOTANTES DE RAJOY

Por Pedro Taracena Gil
En un estudio sociológico llevado a cabo por la Universidad Rey Juan Carlos, los españoles, al margen de los resultados de las elecciones propiciados por la Ley D’Hondt, se perciben como mayoritariamente de izquierdas. La Constitución y las leyes progresistas han ejercido una pedagogía sobre el pueblo español, que le ha colocado a la cabeza del mundo. Por este motivo es preciso analizar el porqué de la mayoría absoluta otorgada a un caudillaje salvador, precisamente, de signo abiertamente contrario. La amalgama de ciudadanos que el 20 de noviembre de 2011, hizo que el Partido Popular ganara las elecciones, es posible que no tomara conciencia de que la mayoría absoluta en manos de Rajoy y los suyos, se convertiría en poder absoluto de corte despótico, con merma sensible de la democracia y avalado por aseveraciones inciertas. Para mejor comprender esta muestra social es preciso clasificar a su electorado en tres colectivos: Los ideológicos, de fidelidad y adhesión incondicionales. Son los franquistas cobijados todavía bajo el manto del nacionalcatolicismo. La Iglesia, que habiendo perdido el púlpito como medio de propaganda, se aferra a la enseñanza privada como baza irrenunciable. El segundo grupo que apoya con pasión al caudillo Rajoy es el capital. La economía donde la derecha es genuina. Es el sector que no cree en absoluto en el Estado del Bienestar, más aún, preconizan que el Estado lejos de regular la vida económica en virtud de la justicia, se reduzca a un mero personaje simbólico. Apoyan al Gobierno de derechas con tintes nada disimulados de franquismo y nacionalcatolicismo, el empresariado, la banca usurera, los mercados especuladores, los defraudadores de Hacienda, así como los aprovechados de la economía sumergida. Y como tercer colectivo tenemos que considerar aquella clase media que se siente de derechas pero asumiendo como valores de la derecha, también, los logros conseguidos con el Estado de Bienestar y los derechos sociales, que antes se consideraban patrimonio exclusivo de la izquierda. Sin olvidar que una sociedad avanzada se cimenta sobre una gran clase media, basando la felicidad como fruto conseguido a través del derecho al trabajo y a la justicia social. Si el Gobierno salvador que promete que con sus recortes que él llama reformas, sacará a España de la crisis, miente o simplemente sigue al compás de Alemania; mostrando su impotencia para hacer otra política, aunque la haya. Las políticas imperantes hoy en el mundo no son alternativas de crecimiento y mucho menos de crear empleo. El dinero no está para crear riqueza, sino para la especulación. La salvación de España está en manos de los españoles. Un pacto de Estado histórico donde el capital abandonara su vocación de explotar al hombre por el hombre. Con un Gobierno que confiara más en España que en las instituciones europeas, que están en manos de los especuladores, sería el camino adecuado. Las mentiras que hoy nos hacen creer, Rajoy y sus ministros, son las mismas mentirás que estarán en vigor, cuando después de dos años, nos anuncien que los impuestos lejos de bajar seguirán subiendo. Para entonces, el Estado del Bienestar ya será historia en España, y la herencia envenenada de Zapatero seguiría siendo la causante de todos los males que padecen los españoles. Si los socialistas franceses llegan al poder, nada será igual para el eje París-Berlín. Y el discurso de Angela Merkel, quizás, calle para siempre.

viernes, 20 de abril de 2012

LA HIPOCRESÍA DEL PARTIDO POPULAR


¡¡HASTA CUÁNDO!!

¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia? No voy a transcribir aquí el discurso completo de Cicerón contra Catilina, ni tampoco voy a escribir en latín el párrafo completo que, estudiábamos en el antiguo bachiller, pero sí utilizo esta frase lapidaria contra otra tiranía, el totalitarismo de nuestros días, Rajoy y sus secuaces. El Gobierno de mayoría absoluta legítimamente elegido por el pueblo, ni un sólo español jamás hubiera demandado una tiranía contra el débil, como lo está haciendo el Partido Popular, contra la sociedad actual. No obstante, la gravedad del problema radica que, con la pantalla hipócrita y farisea de las instituciones mundiales, las europeas y la imposición de los mercados, no solamente están realizando recortes que ellos perversamente llaman "reformas", sino que están cambiando el modelo de Estado del Bienestar que los españoles nos habíamos dado en democracia. Y lo que es más grave, están desmantelando los derechos sociales que ni una de sus leyes habían sido promulgadas por sus gobiernos. El Partido Popular ha fosilizado la Constitución Española y jamás ha legislado en materia de derechos progresistas, por el contrario los ha recurrido ante el Tribunal Constitucional. Los trabajadores por cuenta ajena, donde incluyo a los periodistas que aún defiende esta barbarie, son las primeras víctimas de haber cautivado su voto, por terquedad ideológica o por fidelidad al franquismo más repugnante. 

martes, 17 de abril de 2012

ESCARNIO PARA LOS REPUBLICANOS ASESINADOS POR EL FRANQUISMO


El Ayuntamiento denuncia la agresión a la memoria de las víctimas republicanas en el cementerio de San Francisco, que el 14 de abril amaneció con pintadas
HENRIQUE MARIÑO (@solucionsalina) Madrid 17/04/2012


El cementerio ourensano de San Francisco, donde se realiza un homenaje a las víctimas de la represión franquista, amaneció el 14 de abril con pintadas contra el monumento a los republicanos asesinados. FOTO: X.L.C.
Pretendían, como cada año, rendir un emotivo homenaje a las víctimas de la represión franquista, pero el escenario del acto amaneció pintarrajeado. La placa con los nombres propios de los asesinados apareció teñida de rosa. El morado de la bandera republicana se había convertido en rojo, como si de una rojigualda se tratase. Y, en un muro del cementerio de San Francisco, un lema: "Viva España".
"Se confundieron, pues deberían haber escrito Arriba España", explica Marga Martín, la concejala socialista del Concello de Ourense encargada de los cementerios, quien ha considerado la agresión al monumento a los republicanos "un hecho totalmente reprobable". El acto del 14 de abril, que conmemora la proclamación de la Segunda República en 1931, se llevó a cabo sin incidentes, más allá de la mácula nocturna y alevosa.
"Se ha violentado un bien público de interés cultural y, sobre todo, se ha intentado boicotear un acto muy sencillo, pero a la vez muy emotivo, que pretende homenajear a unas personas que murieron por luchar por la libertad de todos", afirma la edil del PSdeG, que lo interpreta como "un reflejo de la intolerancia de unos pocos". El ayuntamiento ourensano dio parte en su día a la Policía Local, donde presentó una denuncia.
Era la primera vez que el monumento a las víctimas en el camposanto ourensano sufría un ataque de este tipo desde que la asociación Amigos da República comenzó a homenajear a las víctimas hace una década. Luego levantaron el monumento gracias a una cuestación pública, recuerda Xosé Lois Carrión, fundador de la entidad, que emitió un comunicado de condena firmado por una veintena de asociaciones, gremios, sindicatos, fundaciones, facultades y partidos políticos, a excepción del Partido Popular.

"Los Amigos da República se quedaron tan estupefactos como yo", lamenta Martín. "Lo peor es que los familiares de esas personas asesinadas han tenido que sufrir de nuevo por unas muertes que tanto dolor le han provocado". Son, según consta en la placa, casi 180 fallecidos, aunque Carrión deja claro que el lugar honra a todas las víctimas de la represión franquista.
Así, en el comunicado de repulsa por el que consideran un "atentado", los firmantes consideran que la profanación supone "un ultraje inaceptable a las personas muertas por defender sus ideales". Las decenas de nombres que figuran en la placa pasaron por la "fosa común" del cementerio de San Francisco antes de recibir sepultura años después en los panteones de sus familias, subraya Carrión.
Son los caídos en los "fusilamientos legales", matiza el fundador de Amigos da República, que desde hace una década también dedica la ofrenda a los "inocentes asesinados desde el alzamiento". Y, aquí, la enumeración se dilata: desde los republicanos que dieron con sus huesos en las cunetas hasta los que lograron cruzar la frontera y fueron ajusticiados tras dar los últimos meses de sus vidas a la causa de la resistencia francesa.

La franja morada de la bandera republicana apareció teñida de rojo

domingo, 15 de abril de 2012

LA PERSONA DEL REY ES INVIOLABLE


Por Pedro Taracena Gil

Nadie discute que la Constitución Española de 1978 fue el resultado del consenso entre los franquistas imperantes y los demócratas surgidos de la diáspora, el exilio y la clandestinidad interior. Pero también es constatable que el pacto constitucional consiguió, aunque no de forma explícita, colocar una mordaza para callar para siempre el genocidio franquista. La indiscutible Santa Transición ha permitido, permite y permitirá que el crimen cometido contra la República, con la aquiescencia de la Corona en la persona de Don Juan de Borbón, sea una vergüenza nacional. La Guerra Civil provocada por el golpe militar, que justificó y sigue justificando la dictadura, y la no condena del franquismo por el Rey de España y el Partido Popular, suponen una postura inmoral ante la Historia. Pero la mordaza alcanza a todas las fuerzas políticas, con excepción de las izquierdas con vocación republicana de forma explícita. Tantos las fuerzas nacionalistas, como las derechas minoritarias se apuntan a la comparsa de la Transición, como punto de partida (Ley de Punto Final tácita). Más hipócrita todavía exportando la experiencia hacia el mundo entero, como fórmula modélica para la reconciliación entre los pueblos. El cinismo lo mantienen detrás de su máscara amordazando toda reivindicación de justicia y dignidad.
Pero el comportamiento del Rey de España, delatado por un accidente sufrido en un safari en África, imposible de ocular, deja una estela mal oliente de escándalo y desprecio al pueblo. La persona del Rey de España es inviolable y no está sujeto a responsabilidad. Sus actos estarán siempre refrendados en la forma establecida en el artículo 64, careciendo de validez sin dicho refrendo, salvo lo dispuesto en artículo 65.2. Consultados estos dos artículos en la Constitución se refieren a los aspectos legales no a su honestidad moral. El apartado dos del artículo 64 da por zanjado el asunto determinando: De los actos del Rey serán responsables las personas que lo refrendan.
Ahora el pueblo nos podemos preguntar: ¿Quién es responsable de que el Rey no tenga recortes en su dotación pecuniaria? ¿Quién es responsable de que el monarca en su asueto real pero privado no dé ejemplo de austeridad? Por la reacción del Gobierno y oficialmente el principal partido de la oposición, están demostrando que están amordazados por los males mayores que la Transición evitó que sucedieron. ¿No se dan cuenta que si no convocan al Congreso de los Diputados para que el Gobierne dé una explicación, están permitiendo conductas de una monarquía absolutista? Y sobre todo están dando argumentos morales, que no políticos, para reclamar el advenimiento de la III República. La conducta del Jefe del Estado tendría otras consecuencias si se tratara de un presidente que rinde cuentas en las urnas o antes de llegar a ellas, como ha sucedido recientemente en Alemania. Hoy por hoy, me siento más libre que nunca expresando mis negativas opiniones del Rey, que lo es de todos los españoles. Si la clase política busca y encuentra argucias y artimañas, para que el Rey salga airoso por la puerta falsa del orden constitucional, habremos dado un paso muy importante para homologar la monarquía constitucional, con las prácticas licenciosas de la clase política.
La conducta, es decir los actos observados últimamente por los miembros de la familia real, están dejando la imagen de la institución bajo mínimos y supone una afrenta al pueblo. Si estos malos ejemplos no se encauzan, cada cual a su medida y ante los organismos adecuados, algo huele a podrido en la monarquía española.

domingo, 8 de abril de 2012

HOMENAJE A LA REPÚBLICA ESPAÑOLA

14 DE ABRIL

DÍA DE LA REPÚBLICA

Salvemos los valores republicanos que tiene la Constitución Española de 1978 y mantengamos los derechos que reconoce avalados por la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS DE 1948. La forma de la jefatura del Estado no es lo esencial.




HOMENAJE A LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA




BLOG DEDICADO A LA REPÚBLICA ESPAÑOLA

Salud y República



SARAJAEVO CANTO GREGORIANO SANTIAGO CARRILLO MINGOTE

INFORME SEMANAL DE TVE EL 7 DE ABRIL DE 2012

CUATRO TEMAS

La masacre de Sarajevo

El Canto Gregoriano

Testimonios de Santiago Carrillo

La muerte de Mingote

COLECCIÓN DE VIÑETAS SOBRE "EL GORDO..." AÑO 1970

Serie E


Nº 1/12


Nº 2/12


Nº 3/12


Nº 4/12


Nº 5/12


Nº 6/12


Nº 7/12


Nº 8/12


Nº 9/12


Nº 10/12


Nº 11/12


Nº 12/12






martes, 3 de abril de 2012

MIS SUEÑOS PREFERIDOS

Por Pedro Taracena Gil



El Vaticano. Pedro Taracena
Anoche soñé que:

El Papa había enviado una carta secreta escrita en latín a los obispos de todo el orbe católico. Un mensaje cifrado guardado en los archivos vaticanos cuyo contenido había encontrado cuando aún era el cardenal prefecto del Santo Oficio. Pero indescifrable para toda persona ajena al Papa y a los obispos destinatarios. El entonces cardenal Ratzinger descubrió que esta carta había sido divulgada a todos los obispos titulares de sede catedralicia, por sus predecesores desde Pío XII a Juan Pablo II. No obstante, el contenido del mensaje papal jamás fue conocido por la cristiandad. El Papa correspondiente en cada época había comprometido a todos los obispos a sellar el secreto bajo el sigilo sacramental. Los papas habían logrado el primero de sus propósitos, mantener el secreto. Sin embrago, el otro secreto correspondía a obrar en consecuencia según el contenido del texto papal, y no había constancia de que se hubiera ejecutado. Todos los pontífices habían enviado la carta interpretando los signos de los tiempos, con el mismo magisterio auténtico que otorgan las encíclicas. Un motu proprio no dogmático. Benedicto XVI una vez elevado al solio pontificio, tuvo acceso a las cifras romanas y la frase en hebreo, que hacían comprensible el contenido de aquella enigmática epístola. Privilegio exclusivo de los papas. Descubierto el mensaje en primera persona del plural mayestático, adentró en el privilegio papal, pero también participó de su angustia y ansiedad. Pero después de una reflexión in extremis decidió epatar y emular a sus predecesores de feliz memoria. El correo papal salió de la romana sede apostólica por el conducto más sigiloso, previsto por la seguridad y diplomacia vaticanas para casos de extrema gravedad. A la memoria del anciano obispo de Roma acudieron los eventos contemporáneos de cada uno de los papas, autores de la misiva enviada por la Santa Sede. Pío XII y su implicación en el nazismo. Por activa o por pasiva. Por acción u omisión. Juan XXIII y su iniciativa de convocar un concilio ecuménico para que llegase a la Iglesia el aggiornamento. Pablo VI que en su discurso en la sede de Naciones Unidas denunció la guerra de Vietnam y abogó en favor de la paz. Promulgó la encíclica Populorum Progressio, sobre el desarrollo de los pueblos. A la muerte de Pablo VI el cónclave cardenalicio eligió al cardenal Albino Luciani; siendo coronado con la tiara papal, bajo los nombres de Juan Pablo I. Su pontificado se mantuvo durante 33 días. A pesar de su brevedad, Benedicto XVI pudo comprobar una vez aposentado en la silla de Pedro que el papa Luciani había tenido el tiempo suficiente como para enviar su misiva a los pastores de la Iglesia. Después del cónclave prescriptivo fue elegido para ocupar la sede vacante, el cardenal Karol Wojtyla, siguiendo la dinastía de su predecesor, bajo los nombres de Juan Pablo II. Este papa de origen polaco procedía del mundo comunista. Y cerrando el cortejo de sus predecesores, el papa Ratzinger era alemán y el más ortodoxo que todos ellos. Durante sus pontificados ocurrieron numerosos eventos y no pocos hitos en la historia de la humanidad. Desde la aparente conversión del emperador Constantino, la Iglesia ha sido una potencia proselitista, económica, militar, política y también apostólica. Es evidente que ha estado inmersa en las intrigas, conflictos y guerras mundiales. 



Cúpula de San Pedro. Pedro Taracena

Los sucesores de Pedro, en su privacidad tomaron conciencia de la gran traición cometida contra el apostolado legado por Jesús, el hijo del carpintero, y sintieron pánico y desolación en su amarga soledad. Pío XII, fue cómplice del holocausto. Juan XXIII, cuando convocó el concilio, auténtico acto de contrición ente el mundo actual, fue contrariado por muchos obispos, arzobispos y cardenales que trataron de boicotear la iniciativa del papa bueno. Su vocación ecuménica fue contestada por los más tradicionales. Pablo VI tuvo conflictos diplomáticos con la dictadura de Franco; un régimen confesional donde la Iglesia implantó el nacionalcatolicismo. Abogó por los derechos humanos y el desarrollo de los pueblos. Sobre el breve pontificado de Juan Pablo I se cierne toda clase de sospechas de asesinato, fundadas en el secretismo y ocultismo de la curia romana. Tampoco se libró de la soledad y la angustia papales Juan Pablo II que llegó al trono de San Pedro procedente del bloque comunista, después de haber pasado en su juventud por las filas del inevitable nazismo. Hizo todo lo posible para que la Iglesia anclara la barca del pescador; volviendo a las épocas anteriores al Vaticano II. Se alineó con las fuerzas políticas mundiales  más conservadoras; potenciando agrupaciones dentro de la Iglesia ultra ortodoxas. Como el Opus Dei, el movimiento del Camino Neocatecumenal y los legionarios de Cristo Rey. Y por último Benedicto XVI, es el pontífice más genuino de entre sus predecesores. Se acerca al empaque y aislamiento de Pío XII. Sobre todo su objetivo ha sido el volver a las formas clásicas anteriores a todo aggiornamento. Conservar el depósito de la fe y las costumbres morales intactas ajenas al mundo actual. Enemigo declarado de la teología de la liberación.  Partidario de la liturgia en latín rescatando el latín como lengua universal de la Iglesia. La dicotomía filosófica y teológica sufrida por los pontífices, en su postura personal y colegial, ha creado sin duda, una contradicción con la verdadera doctrina emanada directamente de las palabras de Cristo. La conciliación de los papas con su alter ego ha sido insostenible. Aquella agrupación de pescadores sencillos, ignorantes y tímidos, contemplados veinte siglos después, es normal que aterrorice a los herederos de los apóstoles. Es decir, la tradición de la Iglesia, que siempre la escribió con mayúscula y la antepuso el prefijo de santa. Es humano comprender que los papas, sensatos testigos que la Santa Tradición asuman que les ha llevado a una conducta fatua, engreída y altanera. En cuya cárcel están prisioneros frente al devenir de la historia. El contenido de la carta papal no era ajeno a este conflicto escandaloso del cual la Historia les pide cuentas. Dad al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios. Al césar han complacido en exceso y al pueblo le han ignorado. Y con el pueblo han olvidado al mismo Dios. El papado cobijado en su plural mayestático ha lanzado un grito de libertad y de honestidad, atrapado en la diplomacia vaticana y en la real politik. Pero los prelados han ahogado la verdad en el sigilo sacramental. Aunque mi sueño hubiera sido eterno, jamás hubiera descubierto la confesión que cada sumo pontífice manifestó a sus obispos…


LOS PUEBLOS EN LUCHA


ISLANDIA DICE NO AL TIRANO

ANDALUCÍA DICE NO A LA DERECHA

LOS TRABAJADORES DICEN NO LA REFORMA LABORAL

LOS NUEVOS DESPIDOS DEL PARTIDO POPULAR

IMPORTACIÓN DEL MODELO MERKEL




MIS SUEÑOS PREFERIDOS

Por Pedro Taracena Gil


Víctor Ochoa
Escultor
Anoche soñé que:

La humanidad había perdido la idea de la religión. Toda idea o pensamiento que no tuviera cabida en la razón, era descartada. La historia del conocimiento inauguraba la era del razonamiento. Producto de la razón como patrimonio humano no especulativo de hipótesis irracionales. Las consecuencias de este replanteamiento del mundo real, abarcaba otros campos, afectados por el imperio de las deidades, concebidas y creadas por la mente del hombre sin validación racional. La moral y la ética como definidoras del mal y del bien. Cuya influencia sobre los hombres era impuesta mediante la hipótesis de la existencia divina, cuya voluntad era gestionada por la clase sacerdotal. La idea de un dios y como consecuencia de la religión, tan sólo se conocía a través de  una presunta revelación de los dioses a un pueblo elegido o una clase profética y levítica. Toda esta teología, ciencia que trata de Dios, pertenecía a una   concepción humana, al margen del uso de la razón. Con ciega aceptación. Sin analizar los motivos de porqué el hombre ha tendido hacia la trascendencia que supera su percepción más próxima y sensitiva, ahora lo que cabía analizar era las consecuencias de esta ruptura con lo antihumano, lo sobrenatural, lo irracional.
Únicamente a través de la razón el hombre obtenía respuesta a sus interrogantes que la vida le plantea. A partir de este principio ausente de prejuicios, la realidad fluye con los mismos nombres pero con otros contenidos. Las acciones del ser humano en libertad que antes eran negativas ahora pasan al signo contrario. Innumerables ejemplos: En el orden de la realización sexual, había virtud donde antes se contemplaba el vicio. La autosatisfacción es libre y la relación sexual ajena al amor y la procreación depende del acuerdo entre iguales. La razón no establece normas que no haya asumido antes, y rechaza las que repugnan a la propia naturaleza humana. La pederastia, la violación, el proxenetismo, el estupro, el incesto y todo ello sin necesidad del mandato divino concebido por la mente del hombre.
Cuando el comportamiento humano insertado en cualquier cultura utiliza la lógica, el haz el bien y evita el mal, es expresión de su razón. No matarás, no maltratarás, no molestarás, son mandatos conforme a la razón.  Y de igual modo en el terreno de la propiedad privada y el bien común. Son premisas de una convivencia basada en el razonamiento como base de la justicia, la libertad y la solidaridad. Sin religión y sin ningún dios que rendirle cuentas, la convivencia es más fácil de comprender. Las normas se entienden y su cumplimiento es más meritorio. Vivir sin religión es romper con lo incomprensible, renunciar al misterio, practicar el libre albedrío. Desamordazar a la razón. Ejercer de librepensadores. Encontrar la verdad detrás del conocimiento sin prejuicios.  Todo ello supone renunciar a la verdad absoluta en virtud de las verdades compartidas por todos. Así como las dudas, los errores y los aciertos. El uso de la razón nos hace estar más cercanos a la realidad. Razonar y desmitificar lo absoluto, la perfección, lo infinito, lo sobrenatural. Aceptando los términos finitos de nuestra condición humana.
Qué hacer con los símbolos de la religión y sus huellas. Sin necesidad de hacer una gran abstracción, deben quedar como las pinturas rupestres, las pirámides de Egipto o el Partenón de Atenas. Que ahora solo influyen en nuestra admiración de cómo utilizaron la razón para avanzar en el conocimiento humano. Y las huellas han de desaparecer de la organización de la polis, de la política. De la convivencia, la libertad, la igualdad y la solidaridad. Y gobernar como si Dios no existiera. A propósito de esta reflexión me entregué al análisis de una tras otra de las normas que los hombres se han dotado por haber intervenido una divinidad en el mundo. Más exactamente la clase sacerdotal que se arrogó la interlocución e interpretación de la revelación divina. Y sobre todo el maridaje con el poder temporal. El recuento de las interminables leyes contaminadas con preceptos del más allá, así como la infinidad de guerras religiosas acaecidas, me hizo despertar de aquel profundo sueño.

lunes, 2 de abril de 2012

JUAN JOSÉ MILLÁS

Variedad de piquetes
Los piquetes empresariales son como la materia oscura, porque, siendo invisibles, ocupan el 80% de la realidad en todas las huelgas. No los graban las cámaras de televisión ni los micrófonos de la radio porque efectúan su violencia en la oscuridad. Tú verás lo que haces, vienen a decir los integrantes de estos piquetes, pero al mes que viene caduca tu contrato y podemos renovarlo o no. Haz la huelga si quieres, estás en tu derecho, pero yo, con la reforma laboral en la mano, estoy en el derecho de despedirte cuando cojas un catarro. Hay otro piquete también muy disuasorio: el de la reducción de un día de salario a final de mes. Si a todas esas presiones le añadimos un despliegue policial desproporcionado en las calles, ir a la huelga constituye una heroicidad, sobre todo, ir a la huelga contra una reforma laboral que es en sí misma un piquete enormemente violento, pues deja al trabajador inerme frente a las veleidades del empresario. 
Así las cosas, el 29-M ha sido un éxito histórico de los sindicatos, que habían sido sometidos, por si todo lo anterior fuera poco, a una campaña de desprestigio sin precedentes en los días anteriores a la huelga. Recuerdo haber oído en una tele que Cándido Méndez llevaba un reloj de miles de euros, un reloj que él mismo mostró en otro programa explicando que se trataba de un regalo de los sindicatos italianos. Como los que regalan en la tele. Fueron tantas las informaciones falsas o malintencionadas vertidas sobre CC OO y UGT que hasta un servidor, muy crítico con determinadas posiciones sindicales, sintió la necesidad de acudir en su apoyo.
Todo estaba, pues, en contra del éxito de la huelga general, que sin embargo salió adelante. El Gobierno puede ignorar lo que eso significa. Puede desatender el malestar que se percibe en la calle y en el interior de los hogares, puede hacerlo, y parece dispuesto a ello. Pero cometerá un grave error, pues dará la impresión de que gobierna para intereses foráneos más que para intereses españoles. 
De otro lado, Rajoy no debería olvidar que los sindicatos están vehiculando de manera extremadamente sensata un disgusto social que crece y que empieza ya a superar al miedo. Renunciar a las prestaciones de ese vehículo es suicida.
El subrayado es de Isidoro Gracia exdiputado