Páginas

sábado, 29 de abril de 2017

LOS HIJOS DE LA RAZA





Por Pedro Taracena Gil

A los gobernantes del Partido Popular no les gusta que les recordemos aquellos aspectos y detalles que ellos, lejos de olvidar los están avivando cada día. Aunque aparentan ser los demócratas de toda la vida, defienden los valores patrios y eternos del nacionalcatolicismo, que aún no han abandonado. La derecha española tiene su arraigo más allá del franquismo, porque Franco se inspiró en la España de hacía más de cuatrocientos años.
Buscando en los baúles de mis antepasados, en un lugar de Castilla, cuyo nombre no deseo mencionar porque no aporta nada a este breve trabajo, hemos encontrado una partida de nacimiento oficiosa, que sin embargo contiene la pretendida y verdadera identidad de un español. Este documento contiene las obsesiones del general Franco, ebrio del poder que le otorgó la victoria contra la República; tratando de epatar evocando el Imperio en el que nunca se ponía el Sol. No es necesario ser un historiador avezado para descubrir en qué eventos nacionales se inspiró el dictador.
Encabeza este peculiar diploma la representación de la Unidad de España, al contraer matrimonio Isabel I de Castilla y Fernando V de Aragón, bajo el lema TANTO MONTA; significando que los Reyes Católicos formaban un tándem en la reciprocidad; ilustrando el Descubrimiento de América con Cristóbal Colón y las tres carabelas; surcando los mares hacia el Nuevo Mundo, y como broche de oro el título: LOS HIJOS DE LA RAZA. De aquí Franco estableció el lema de su regencia: ESPAÑA, UNA, GRANDE Y LIBRE; añadiendo POR EL IMPERIO HACIA DIOS. Este encabezamiento del diploma, corona la fecha y lugar del nacimiento del español, hijo de la raza. Expresión que nos recuerda a los imperios, dictaduras y regímenes fascistas, racistas y nazis.
Los datos del ciudadano se escribían a mano en letras góticas; flanqueados por dos columnas laterales que reforzaban el orgullo patrio. En la columna de la izquierda, a modo de capitel una reproducción de la Rendición de Breda (Las Lanzas), nos recuerda que el cuadro fue pintado por Velázquez, reproduciendo su imagen más abajo. En la parte inferior de la misma columna aparece un guerrero que representa la conversión de Recaredo y la Reconquista. En su lado derecho otra columna se encabeza con Don Quijote y Sancho Panza, personajes de la universal obra de Cervantes, cuya imagen rubrica la escena, símbolo del Siglo de Oro Español. En su parte inferior se encuentra la figura de un conquistador; reflejando la conquista y colonización de América. Plasmado en su extremo inferior, el diploma exhibe el escudo que Franco se atribuyó como heredero de la España de la Reyes Católicos y del Imperio posterior.










¡ESPAÑA UNA GRANDE Y LIBRE!









 ¡POR EL IMPERIO HACIA 

DIOS!
















viernes, 21 de abril de 2017

DESMITIFICANDO EL FRANQUISMO

Editor: Pedro Taracena Gil












 



Por el imperio hacia Dios y hacia la gloriosa España nacional sindicalista

Ni prosperidad, ni pleno empleo, ni pagas extra, ni seguridad social, ni se vivía mejor. Salarios miserables. Maldito franquismo Cobarde y Criminal, ruina, desgracia y fracaso de España. MENTIRAS Y EMBUSTES ¿Te contienes de reirte en la cara del gilipollas que dice en el bar “que con Franco no se pasaba hambre” ¿La prosperidad franquista? Prosperidad para la oligarquía. Franco fue miseria, hambre a punta pala, pobreza, muerte y hundimiento para el pueblo. 

1.- Desde 1940 lo único próspero fueron los beneficios empresariales y de la banca, blindada por leyes de todo tipo que protegían su negocio.
2.- Los salarios de los trabajadores del campo se desplomaron durante los años 40 y 50.
3.- Los salarios en la industria, peor, cayeron un 50% y el nivel de 1936 no se alcanzó hasta 1967.
4.- Las pagas extra eran de una semana de sueldo, con una inflación del 29% y el sueldo bajando un 40%.
5.- El salario real cayó casi un 50% durante los 40 y 50 con respecto a 1936.
6.- En el mercado negro los precios subieron hasta un 700%.
7.- La inflación en España durante el franquismo llegó a cotas históricas de un 30% y un 32% (con sueldos bajando).
8.- La conflictividad laboral era inexistente (una protesta podía acarrear cárcel y fusilamiento).
9.- Las empresas ganaban ingentes beneficios, hasta un 80% (INE). El origen de la riqueza de las empresas del IBEX está en el franquismo.
10.- El PIB de la República tardó casi 20 años en alcanzarse. Comparando el PIB francés y español, se observa que la dictadura tiró 40 años a la basura.
11.- Por ejemplo, en un pueblo como Hellín, la estatura de los jovenes disminuyó 1 cm entre 1940 y 1955.
12.- España solo empezó a mejorar gracias a la entrada de divisas enviadas por los emigrantes a sus familiares.
13.- La administración franquista falsificó los datos, emigraron muchas más decenas de miles según datos procedentes de Francia y Alemania.
14.- Franco no creó las vacaciones pagadas. Nacieron con la Ley de Contratos de Trabajo de 1931.
15.- Franco no inventó la jubilación. El retiro obrero comenzó en 1919 debido a la presión sindical en la España de ese momento.
16.- Tampoco el seguro maternal es franquista, comenzó en 1928, y como era reducido fue ampliado luego por la República.
17.- Franco no creó la seguridad social, en 1936 se elaboró la primera ley equivalente a lo que luego será la Ley de Seguridad Social, 32 años después. Pero estalló la guerra civil ese mismo año del 36.
18.- El principal contribuyente del Seguro Obligatorio de Enfermedad creado por el franquismo era el trabajador, y solo cubría un 20%-30% de los trabajadores.
19.- En la URSS o países nórdicos tenían hasta sanidad pública. Aquí, NO.
20.- No sería hasta 1972 cuando se pudo hablar de inicio de la Seguridad Social (y no total). Muchos. trabajadores no fueron pensionistas hasta 1988 a raíz de una huelga general.
21.- España era en 1970 el país de TODA EUROPA con mayor porcentaje de analfabetismo. España 8,9%. Francia <1%. URSS <1%. Irlanda 3.5%. Italia 4,5%.
22.- La República redujo el analfabetismo del 26% al 18% en siete años. El franquismo, en 34 años, del 18% al 8,9%.
23.- Rusia tenía en 1917 un 76% de analfabetos. España un 41%. La URSS tenía erradicado el analfabetismo en 1960, en España había un 11,2%.
24.- Mientras el desempleo era inexistente (tasas del 0 al 2%) durante los años 50 en Europa, la tasa aquí rondaba un 8%.
25.- Los salarios eran bajísimos en comparación con el resto de Europa, la esencia de la victoria franquista fue la de una guerra de ricos contra pobres (Preston).
26.- Y a todo esto, hay que sumar la brutal represión, las torturas, la cárcel, la emigración forzada, el hambre.

Acceso a documento completo:

 https://documentalismomemorialistayrepublicano.wordpress.com/2016/10/18/desmitificando-el-franquismo/

 EL VALLE DE LOS CAÍDOS
 Por Pedro Taracena Gil








 TUMBAS DE LOS IDEÓLOGOS DE MOVIMIENTO NACIONAL





jueves, 20 de abril de 2017

EL TRAMABÚS



 HEMEROTECA ECO REPUBLICANO


El Tramabús como misión pedagógica de nuestro tiempo

En el libro más que recomendable publicado por Capitán Swing hace unos meses, Ibex 35. Una historia herética del poder en España, Rubén Juste dice en el prólogo que trata de descorrer la cortina del poder económico en España para observar aquello que oculta detrás: la concentración económica incesante en pocas manos; y detrás, la historia de dominación y poder de una minoría; y más atrás, el particular desarrollo de unas instituciones políticas y económicas que han permitido que esta minoría saltara de un Gobierno ( y régimen) a otro bajo la protección de una estructura de poder.

Descorrida la primera cortina, apunta Juste que el valor en bolsa de las treinta y cinco empresas que forman el IBEX equivale al 50 por ciento de la riqueza del país, pese a lo cual su aportación a la nación en impuesto de sociedades se cifró en 8.500 millones de euros en 2015, esto es, el 7,5 por ciento del global impositivo (111.600 millones). En el libro del profesor Juste se habla a fondo del IBEX, de las empresas que lo han formado, de su origen y motivaciones políticas, de la historia del índice a través de sus personajes fundamentales, de las alianzas y traiciones, del protagonismo de los políticos que pasaron a las grandes empresas, de las privatizaciones, de las estrategias de los partidos para hacerse con el poder económico y viceversa.

Se trata, en efecto, de una historia herética del poder en España sumamente ilustrativa, cuya difusión abierta a la calle comenzó ayer en la capital del reino con el tramabús, que tanto ha soliviantado a quienes desde los poderes mediáticos, políticos y económicos preferirían que esa historia quedara encerrada en las páginas de un libro, o puede que ni siquiera en un libro. Al fin y al cabo, el de Rubén Juste es un trabajo de investigación que requiere una cierta preparación para profundizar en su lectura y en la cuestión esencial que ha movido al autor a escribirlo: ¿Es el Estado el que regula y condiciona el devenir de las grandes empresas, o son las empresas las que han pasado a tener un mayor control de determinadas áreas del Estado?

El tramabús recorrerá también otras ciudades del país marcadas por la corrupción y no se sabe hasta qué punto interesará a los ciudadanos, hartos de que esa lacra se ventile en los medios de comunicación sin que las cárceles sean ocupadas por quienes son protagonistas de esa deleznable actualidad. Puede que la iniciativa les parezca a los adversarios políticos de Podemos más propia de campaña electoral que del curso político en marcha, habituados como están a utilizar la corrupción como argumento electoralista de ataque, pero si en ese bus lo que se pretende es dar visibilidad explícita a la trama que el profesor Juste analiza en su libro, bienvenida sea. Me parece una misión pedagógica -como aquellas de la segunda República- adaptada a nuestro tiempo. Hay otras muchas más pendientes en muy diversos ámbitos.

PS.-Se echa de menos en el tramabús la imagen de un familiar político de la Casa Real, condenado por la justicia, aunque Pablo Iglesias haya dicho que la "imaginería" es renovable.

Félix Población




MISIÓN PEDAGÓGICA

La presencia de las fuerzas progresistas en el Congreso de los Diputados es fundamental para cambiar las leyes, pero la denuncia en la calle de los crímenes legales es potestativo e irrenunciable del pueblo.














¡¡SE ACABÓ LA FARSA DE LA SANTA TRANSICIÓN!!


domingo, 16 de abril de 2017

ESPAÑA, UN PAIS DESENCAJADO




Por Pedro Taracena Gil

El consenso de la Transición en torno a los valores de Dios, Patria y Rey, se enfrenta de pleno con el rechazo de los hijos y nietos, de los que padecimos la dictadura hasta la muerte del Caudillo de España. La Constitución de 1978 fue tutelada por los vencedores. Es decir, por la Oligarquía económica y los Caciques. El Ejército y la Iglesia. Las generaciones del siglo XXI piensan más en Democracia, Justicia, Igualdad, Tolerancia, Laicismo y Fraternidad. Los Problemas planteados en la sociedad actual no pueden ser gestionados por un régimen anacrónico y sobre todo podrido.



Si tomamos como punto de referencia las democracias de nuestro entono, sin duda, España es un país donde las piezas básicas de su esencia, daría la impresión de que no acaban de encajar, formando una unidad cohesionada.
Claramente va en aumento el enfrentamiento entre los partidarios de la sensibilidad republicana y los más proclives a consolidar la doliente monarquía. La tregua dada por la aparente estabilidad de la Transición, está dando paso a un choque de ideologías que va en aumento. La cuestión de monarquía o república, no es baladí para un país con no pocas heridas sin cicatrizar.
La España del siglo XXI todavía no ha encajado en sus valores constitucionales, el laicismo imperante en Europa. Mientras la Reforma de Lutero y Calvino, España se alineó con el papado de Roma. El Estado aún mantiene un arraigo muy fuerte de confesionalidad católica, a pesar de su aparente aconfesionalidad constitucional.
Nuestra historia reciente nos muestra la consolidación de nuestro nacionalcatolicismo. El golpe de Estado del 18 de julio de 1936, se denominó Alzamiento Nacional, y a sus consecuencias, la Santa Cruzada de Liberación. El invicto general fue nombrado Caudillo de España por la Gracia de Dios. Este título se podía leer en las monedas de la época dictatorial. Efectivamente España se convirtió en un estado confesional, donde el Derecho Canónigo era ley civil. El jefe del Estado tenía potestad para proponer al Vaticano a través de una terna, el nombramiento de los obispos. Tres de ellos fueron procuradores en Cortes por nombramiento directo del dictador. Franco derribó la República por las armas con la complicidad de la Iglesia.
Una vez implantada la dictadura decretó que España seguía siendo un Reino. Implantando el Consejo del Reino y el Consejo de Regencia. Luego más tarde afloraron las intenciones de instaurar que no restaurar la monarquía, en la persona de un príncipe nieto de Alfonso XIII. Para comprender mejor los desencajes de la religión y la monarquía en España, es preciso recordar que el origen de la institución monárquica es divino. El poder viene de Dios y se deposita en el Príncipe. Las monarquías europeas fueron despojando al Rey de su poder absoluto y surgieron los parlamentos donde el pueblo era soberano.
La instauración de la monarquía en España tiene varios vicios o perversiones contraídos históricamente. Anacronismo y escasa legitimidad. Que agravan el desencaje de los valores democráticos. A través del maridaje Iglesia-Estado y la alianza trono-altar, el origen divino de la autoridad del rey y la religión, alejan la posibilidad de mantener un país laico. La asignatura de Religión desencaja dentro del  currículum escolar. Renunciando a la posibilidad de disponer de una Educación Pública, sin contaminación entre la fe y la razón.
En España se llevan a cabo secuencias y disposiciones que hacen pensar que la religión, lejos de ser una opción privada, está asumida por la política como tradición secular. Sirviendo de pretexto para no abandonar el nacionalcatolicismo. Se observa con naturalidad que el Ministro del Interior, condecore a imágenes de la Virgen, por sus méritos policiales.  Que La Legión asista a los desfiles procesionales como parte de espectáculo religioso. Aunque el disparate llega al delirium tremens, cuando se decreta izar las banderas a media asta, en los edificios público en señal de duelo por la muerte de Dios.
Otros aspectos que distorsionan el encaje dentro de la Carta Magna, son el concepto nación, la bandera nacional y el himno nacional. Estos valores invocan que ESPAÑA ES UNA GRANDE Y LIBRE. El desencaje que anunciamos en el encabezado, se produce porque una parte de los españoles no se sienten pertenecientes a la única e indisoluble  nación. Tampoco se sienten cómodos cobijados por la bandera constitucional. Y el himno nacional no les hace vibrar como patriotas.
Esta situación no es coyuntural es una realidad donde una nación de naciones, cuestiona los pilares de nuestra democracia. Estos aspectos están claramente desencajados en las bases del encuadre forzado por la Constitución Española de 1978.


Ampliación del Congreso de los Diputados

Fotos: Pedro Taracena Gil